Diversas ( NO UTILIZAR )Nacionales

La ley de Teletrabajo en RD, una necesidad más allá de la pandemia

En tiempos donde la humanidad experimenta una peligrosa enfermedad contagiosa como el COVID-19, se piensa más en la regulación del teletrabajo como una solución urgente y necesaria para dar continuidad a las labores productivas y fomentar el aislamiento entre las personas.

Sin embargo, aunque en la República Dominicana se teletrabaja desde antes y durante la pandemia sin el amparo de una ley específica, y solo a merced del Código de Trabajo, impera la necesidad de un proyecto de ley que norme esta práctica irregular y que dé garantías, tanto para el empleador como para el teletrabajador.

Milagros de la Rosa es una abogada, analista de contratos, que al igual que miles de dominicanos le ha tocado ejercer su labor de teletrabajo, sin ninguna regulación, solo con una orden de –trabaja desde casa- y utilizando su computador y celular.

“Aunque el teletrabajo debería ofrecer mayores garantías, la falta de una ley que lo regule, en mi caso en particular, no tiengo un horario fijo para iniciar y finalizar la jornada laboral y cuando empecé desde la casa tuve que comprar silla, escritorio y otros mobiliarios”, indica De La Rosa.

La joven abogada entiende que la falta de una ley de Teletrabajo en el país fomenta la desorganización, pues muchas veces entendía que había más cúmulo de trabajo y asumía más responsabilidades por la falta de regulaciones. “Muchos compañeros al estar en teletrabajo, entendían que era de vacaciones y yo tenía que asumir sus roles”, acota.

En el Congreso Nacional cursan varias iniciativas para regular el teletrabajo. Una de ellas es la sometida el pasado mes de marzo por el diputado Orlando Jorge Villegas, titulada “Proyecto de Ley para Regular el Teletrabajo en la República Dominicana”,

Frente a los inconvenientes planteados por De La Rosa, la pieza presentada por Jorge Villegas busca que los teletrabajadores y empleados presenciales tengan los mismos derechos y obligaciones, por lo cual, establece que, el desempeño de estos será medido bajo los mismos estándares, y que estos tendrán las mismas oportunidades a optar por promociones o cambios de modalidad siempre que su rendimiento, experiencia y preparación los hagan elegibles para ello.

De igual forma, la ley busca establecer igualdad salarial para aquellos empleados que desempeñen igual o similar función y que ostenten igual o similar preparación.

Atendiendo a quejas de muchos teletrabajadores, Jorge Villegas señaló que dentro del proyecto se integran los temas de la extensión del horario laboral, que es cuando el trabajador continúa laborando aún después de su horario laboral, lo cual no está establecido dentro del contrato del trabajador.

Asimismo, manifestó que dentro del proyecto se establece una remuneración a los empleados por la utilización de sus herramientas personales, como lo es el Internet, energía eléctrica y teléfono local, gastos que casi siempre perjudican al teletrabajador.

Para el exdirector de la Oficina Presidencial de Tecnologías de la Información y Comunicación (Optic), Armando García, las circunstancias que vive el mundo desde el inicio del año 2020 y la forma de vida transformada por la pandemia del COVID-19, en el hogar, en el trabajo, en lo académico y en la convivencia social, entre otros, el teletrabajo se ha convertido en una de las formas habituales para desempeñarse en todos estos roles.

En ese sentido, García ve más que necesaria la promoción de un marco jurídico, para establecer el alcance del teletrabajo, en los horarios, derechos y deberes del empleado y el empleador.

“Debemos abocarnos a definir como queremos establecer el concepto del teletrabajo, que puede ser como una modalidad parcial o a tiempo completo. En América Latina tenemos diferentes niveles de avance que nos ayudarían a recoger experiencias para regular el teletrabajo en nuestro país. Hay países que ya lo tienen contemplado en sus legislaciones como Argentina desde 2003, Colombia desde 2008 (se considera el más aventajado de la región), Chile en proceso de discusión, Perú emitió una guía desde el Ejecutivo donde el teletrabajo es obligatorio en cuarentena y Panamá ya lo estableció en una ley en febrero 2020”, detalla el también ingeniero de sistemas.

Cuatro proyectos

Aparte del proyecto de ley sometido por el diputado perremeísta Orlando Jorge Villegas, en la Cámara de Diputados existe otro proyecto similar y en el Senado de la República, dos. Sus proponentes entienden que, a las piezas no se le ha dado el valor que amerita en estos tiempos.

Fuente: DL

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba