Editoriales Invitados

La mujer, en un sitial bien ganado

A base de un sostenido esfuerzo en el reclamo de sus legítimos derechos a jugar un rol activo en cualquier ámbito de la vida de una sociedad, las mujeres han logrado extraordinarios avances en los últimos años.

Ahora nadie discute sus competencias para asumir responsabilidades que antes les estaban privadas por culpa de una cultura de subestimación y subordinación que le otorgaba la primacía al hombre en cualquier esfera.

Esos valladares han estado siendo derribados gradualmente para favorecer el acceso de las mujeres a los espacios de decisión y de deliberación en los poderes del Estado y en los sectores dinámicos de la economía, muy restringidos para ellas en los tiempos en que su rol preponderante era el hogar.

En la medida en que más mujeres se capacitan y se especializan y acceden a puestos y oficios en los que su desempeño es óptimo y honrado, gana la sociedad en sus esfuerzos por promover una igualdad de oportunidades y una nueva cultura en la que la discriminación por razones de género no tiene sentido.

El valor del Día Internacional de la Mujer está en el reconocimiento de las aptitudes, sacrificios y aportes de la mujer a todas las causas bienhechoras de la sociedad.

No se trata de crear privilegios especiales, sino de abrir los campos de oportunidades al talento y la capacidad productiva y de gestión de las mujeres y, de verdad, que lo han sabido aprovechar y por eso ellas han escalado tanto en la lucha por alcanzar el sitial que hoy se ha ganado, merecidamente.

Ha sido un camino arduo, no exento de atropellos, desconsideraciones, abusos y asesinatos, fruto de los residuos de un machismo decadente y de prejuicios ancestrales que la sociedad moderna, poco a poco, ha ido desmantelando.

Honor, pues, a todas las mujeres dominicanas en su día.

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Ver también
Cerrar
Botón volver arriba
¿Quieres recibir avisos de nuevas noticias?    OK No Gracias