Salud

La Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) registra 4 casos ya resueltos del Newcastle y 12 de Influenza Aviar en varios focos de República Dominicana

La Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) tiene registrados cuatro casos de la enfermedad del “Newcastle” y también otros 12 de Influenza Aviar H5N2, de  baja patogenicidad, según le fue notificado por las autoridades dominicanas en dos informes distintos al organismo internacional y en los que explica las medidas que se están implementando para atacar el problema que ha afectado a más de 180,400 pollos de engorde  y aves de lidia (gallos de pelea) solo por el virus conocido en el país como “moquillo”.

Por la Influenza Aviar H5N2, levemente patógena, la Dirección General de Ganadería (Digega), del Ministerio de Agricultura, registró en la OIE 12 casos, que fueron reportados en diciembre de 2019, en cuyo resumen señala la muerte de 13,848 gallinas ponedoras , pollitos y pollos de engorde por este virus.

El reporte de la doctora Nimia Lissette Gómez Rodríguez, directora de Sanidad Animal, de la Digega, explica que el virus Newcastle que ha estado afectando a la avicultura en República Dominicana está siendo controlado con varias medidas que incluyen la puesta en cuarentena, vigilancia, destrucción en el origen, vacunación, desinfección, entre otras, que de igual modo, se aplican  en el caso de la infección por la Influenza.

HECHOS CLAVES “Dado que el virus de Newcastle se reproduce en la células cancerosas del hombre más rápidamente que en la mayor parte de las células humanas normales y puede eliminar estas células huésped, ha sido usado experimentalmente como un tratamiento del cáncer”..
Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE).

Tanto el virus del Newcastle como el del tipo de influenza levemente patógena, presente en varias zonas del país, no ofrecen ningún peligro para el ser humano.

En los cuatro focos, notificados como resueltos por el país ante la OIE, se encuentran en Peravia, Paya, Baní, donde se registraron 13,191 aves susceptibles de la enfermedad, de los cuales 6,809 fueron notificados muertos y 6,382 como ya eliminados.

El segundo foco se identificó y fue resuelto en San Cristóbal, con 17,000 aves susceptibles, de los cuales 10,936 se registran muertos y 6,064 sacrificados.

El tercero ocurrió en Santiago, Villa González, afectando a aves de lidia y donde resultaron todos muertos. El cuarto y último foco ocurrió en Peravia, Cañafistol, con 149,966 casos susceptibles, de los cuales 45,455 resultaron muertos y los restantes 104,511 fueron matados.

Los casos que afectaron a un total de 180,407 aves, pollos de engorde en su mayoría, conllevaron medidas de sacrificio de aves y vacunación de los focos. De acuerdo con el informe, 180,407 aves fueron afectadas por el Newcastle, de los cuales se detectaron 169,177 casos, de los que han muerto 63,350, se4 han matado y eliminado a 110,893 y se han sacrificado a 6,064.

Respecto al virus H5N2, de baja patogenicidad, el país rindió un informe de seguimiento en el cual expuso la presencia de la enfermedad en 12 focos. El virus había estado presente en el país en 2008 y ahora en 2019 fue detectada  por la Dirección General de Ganadería en La Vega, Monte Adentro; en Espaillat, Cacique, Moca; Espaillat, La Ermita, Moca, donde afectó en este último lugar a 3,000 pollitas ponedoras y 48,000 pollos de engorde.

También, en Moca, La Barca, Espaillat, donde fueron matadas y eliminados 3,300 pollos.

Otros casos se presentaron en La Vega, Las Canas, Rancho Arriba, afectando a pollos de engorde; en Espaillat, El Algarrobo, Moca, donde se afectaron gallinas ponedoras livianas; en Espaillat, Cayetano, Germosén; en La Vega, Piedra Blanca; en La Vega, Los Suárez; en Santiago, Jacagua del Medio y por último en Santiago, Los Rincones, San José de las Matas. En resumen, la OIE fue notificada de 224,533 aves susceptibles de Influenza Aviar entre Moca, La Vega y Santiago. De ese total, registra a 13,840 aves muertas y 3,300 matadas y eliminadas.

En el país, el sector avícola y amas de casas y vendedores de pollo en los mercados y calles de la ciudad Capital han manifestado preocupación, unos por la caída de las ventas y otros por significativas pérdidas.

Agricultura

Al respecto, el ministro de Agricultura, Osmar Benítez, dijo en rueda de prensa luego de reunirse con los productores avícolas que hay pollos suficientes para el consumo, que la enfermedad es endémica y está presente en el país desde hace años y se conoce como “moquillo”. Benítez afirmó este miércoles que el país cuenta con capacidad  para producir 25 millones de pollo aunque en la actualidad se están produciendo 17 millones, según recoge este medio.

Expresó que esta situación indica que “no faltará pollo en la mesa de República Dominicana”.

De igual forma,  el funcionario aseguró que el tema de la muerte de los pollos está siendo politizado, ya que el Newcastle, la enfermedad que está afectando a las aves ha impactado mayormente a los pequeños productores que no siguieron el protocolo de vacuna.

Benítez recordó que la enfermedad está presente en el país desde el año 1960 y era conocida entre los campesinos como “moquillo”, de acuerdo con la publicación.

El Newcastle es una enfermedad de aves altamente contagiosa que afecta tanto animales domésticas como silvestres. Es endémica de muchos países.

La enfermedad fue descubierta en Indonesia en 1926, pero fue denominada por el pueblo de Newcastle-on-Tyne, Inglaterra, donde ocurrió en 1927. Se le denomina también enfermedad de ranikhet, pseudopeste aviar y neumoencefalitis aviar. Puede afectar a las aves de prácticamente todos los países del mundo, ya se trate de criaderos de aves de corral, de aves ornamentales o de aves salvajes migratorias. En el sector avícola, puede controlarse mediante el sacrificio o la vacunación.

Ha ido detectada en todo el mundo

Actualmente está controlada en Canadá, Estados Unidos y algunos países de Europa Occidental, aunque sigue presente en África, Asia y Sudamérica. “No obstante, como las aves salvajes a veces son portadoras del virus sin estar enfermas, puede haber brotes en cualquier lugar donde se críen aves”, explica la OIE.

Comentarios para este artículo

Otros Artículos