EntretenimientoFarándula

La pasión de Pochy Familia por la música desde joven

Influencias musicales en el burdel Herminia Night Club

Pochy Familia recuerda su primer trabajo, que consistía en hacer mandados a las mujeres que trabajaban en el burdel Herminia Night Club» a quienes en horas de la mañana le iba a comprar frituras y Malta Morena en la Máximo Gómez esquina Nicolás de Ovando.

El líder de la popular orquesta la Coco Band dijo que uno de los momentos claves para que le gustara la música fue cuando, siendo un muchacho, tuvo

Pochy, cuyo nombre de pilas es Alfonso Vásquez, recuerda que cuando él entraba al salón de dicho centro de diversión, veía los instrumentos musicales, le ponía las manos, y lo mandaban a bajar.

El destacado compositor, arreglista e intérprete de merengues y otros ritmos tropicales, dijo que en ese lugar tuvo la oportunidad de ver ensayar a Cuco Valoy, Johnny Ventura, y otros famosos grupos musicales que hacían presentaciones artísticas en el citado lugar.

Un gran regalo

Pochy Familia fue entrevistado por Héctor Herrera Cabral en el programa D´AGENDA.

El intérprete cuenta con reconocidos éxitos como:

  • «La Faldita».
  • «Salsa con Coco».
  • «Pa´los Coquitos»

En ese escenario reveló que su primer «pianito» se lo regaló Herminia.

La razón era porque ella siempre veía que lo bajaban de la tarima por estarle poniendo las manos a los instrumentos musicales.

Familia quien compuso a los 12 años el icónico merengue «La Negra Pola» que popularizó Cheché Abreu, explicó que el hecho más impactante en su decisión de ser músico fue cuando acompañaba un tío que era camarero al teatro Agua y Luz, y pudo ver tocar a Oscar De León.

«Yo tuve una dicha muy especial, y digo dicha con la conciencia madura, yo trabajé, si se podría decir trabajo, yo era de los que hacía mandados a las muchachas que trabajaban donde Herminia, esas mujeres no podían salir, enviaban a uno a comprarles frituras y Malta Morena», dijo.

Luego recalcó que él era era uno de los muchachos que hacía esos mandados, lo que le permitió entrar por la mañana a ese lugar, ahí veía los instrumentos, le ponía las manos, y me mandaban a bajar de la tarima.

«Llegué ver ensayando a Johnny Ventura, Cuco Valoy, y otros grupos, y eso influyó en que me gustara mucho la música«, dijo.

Pochy amplió que, «y mi primer pianito quien me lo regala es Doña Herminia, porque ella veía que siempre me bajaban de la tarima por estarle poniendo las manos a las tumbadoras».

«Luego yo iba con un tío político al Teatro Agua y Luz, él era mozo y le daban una zona muy amplia, en las actividades que amenizaban Johnny Ventura, el Conjunto Quisqueya, y los Hijos del Rey; me llevaba para que yo mantuviera con hielo a las mesas que a él le tocaba», recordó.

Comentó que en esos escenario vio a Oscar De León tocar, y «puedo decir que fue lo que más me impactó para yo tomar la decisión de que quería ser músico».

Su primer cheque

El destacado merenguero agregó que, a partir de ahí, le nació un espíritu creativo y empezó a escribir varios temas, entre ellos «La Negra Pola».

«Tengo que agradecer a Cheché Abreu que fue el que me tomó de las manos y me llevó a estudiar música formal, para que yo empezara a leer y hacer acorde», aseguró.

Agregó que gracias a él que lo llevó donde el profesor Almánzar hoy puede decir que me ha dedicado a un oficio que no se arrepiente «ni me arrepentiré nunca de tomar la decisión de dedicarme a eso».

Pochy dice que desde los nueve años ya empezó hacer el click de que eso era lo que le gustaba, y a los 12 entra de manera profesional porque le dieron su primer disco de oro por las ventas que tuvo el tema «La Negra Pola, me lo entregó Kubaney Records».

También a esa edad recibió su primer cheque de U$2,800 en esa época, para un muchacho, eso marcó el antes y el después. «El dinero se le entregué a mi madre».

Explicó que en ese tiempo residía en la calle Yolanda Guzmán esquina 15 en Villa María, y recuerda que en cada esquina que había un colmado sacaban un instrumento para tocar, era un barrio muy activo musicalmente hablando, y eso también influyó en su carrera.

Un llamado a la conciencia

Advierte que el lenguaje soez (inapropiado)no solo prima en los urbanos y música típica también en los medios de comunicación

Para Pochy Familia el género urbano es una genuina expresión de lo que sus intérpretes están viendo en los barrios del país, y los definió como talentosos, ocurrentes y creativos, repentistas todos, razón por la cual sugirió que se le forme dándoles clases de música para que puedan desarrollar ese talento en una amplia dimensión.

Pochy dijo también que el uso del lenguaje soez no solo es exclusivo de los exponentes del género urbano, la música típica, sino que esa forma de hablar también está presente en los medios de comunicación.

Definió el género urbano como una música muy económica y simple, que se ha mantenido por más de 20 años, es decir una generación, con ventas extraordinarias.

«Creo que esos muchachos hacen lo que ven en los barrios, a mi me calificaron como el Tokischo de los 90, por eso yo respeto mucho, porque esos muchachos todo lo que están expresando es lo que están viviendo hoy en día», recordó el compositor de «Ya Viene el lunes».

Recordó que en su época lo más que hacía un joven de un barrio era fumarse un cigarrillo o tomarse una pequeña, era imposible ver a alguien con un arma de fuego, y hoy eso es lo que está en los barrios.

Insistió en que con esos jóvenes talentosos lo que hay que hacer es conducirlos, llevarlos, potencializarlos, como hizo Cheché Abreu con él.

«O sea, si Cheché no me toma de las manos y me lleva a una academia de música, a lo mejor yo no hubiese hecho el 10% de lo que he podido hacer en la música, por eso yo soy respetuoso con ellos, porque tienen el don del talento», reiteró.

Sostuvo que todas las cosas que dicen los exponentes del género urbano, algunas muy feas, es la rebeldía de esa juventud.

Sobre el uso del lenguaje soez en los urbanos y ahora en la música típica, Pochy Familia recuerda que lo mismo se ha extendido a los medios de comunicación.

«No solo a la música típica, pero hasta los medios de comunicación, yo vengo de una generación donde no se podía hablar alto en Semana Santa, todavía frente a mi Mamá los decibeles suben un poquito y ella me mira y hay que bajarlos, yo vengo de una formación así, y escucho cosas en la radio que, aquí el lenguaje soez es lo que está primando», precisó.

Lamentó que aquí eso se haya vuelto algo muy común, se mencionan las madres a las personas, se pronuncian palabras insultantes, se ha perdido mucho respeto.

«Si para lograr view y esas cosas yo tengo que desnudarme y decir palabras soeces, pues yo no lo voy a hacer a la edad que tengo», aclaró el compositor y arreglista.

Problemática de los artistas de trayectoria

Denunció hay una gran cantidad de músicos que después de largos años de carrera viven en la indignidad.

Aquí hay una gran cantidad de músicos que tienen muchos problemas, a tal punto que cuando llegan a la edad en que necesitan medicamentos, y no tienen fuerzas físicas para tocar sus instrumentos, pasan a un nivel de vida de precariedades, lamentó Pochy Familia.

«Es una de mi gran preocupación, y también le preocupa a la Sociedad de Artistas, Interpretes y Ejecutantes (SODAIE), y quiero hacerle un llamado al presidente de la República, porque tenemos una ley que es la 65-00 que protege a los intérpretes y ejecutantes, pero debemos trabajar mucho porque hay una gran cantidad de músicos que están con problemas, porque llegan a una edad en que necesitan insulina, medicamentos para la presión, y ya la fuerza física no le da para tocar una tambora o una trompeta», deploró.

Familia dijo que a eso se agrega la cantidad de músicos que ha sufrido derrame cerebral, que luego de toda una vida divirtiendo con sus interpretaciones, se sienten como si han perdido la dignidad.

«Aquí vivimos como en una vulnerabilidad todos los días, porque este país no te brinda esa estabilidad de por lo menos tu decir me retiro para tener una vejez con dignidad«, censuró Pochy Familia al ser entrevistado en el programa D´AGENDA.

Insistió en que las personas merecen vivir con dignidad, aun en medio de la pobreza, de que su problema no sea conseguir una pastilla para controlar su presión arterial, comerse un sándwich o tomarse un vaso de leche, más de alguien después de haber tenido 20 o 30 años de trabajo.

«Entonces, si ellos tienen un derecho, cuando tu coloca su música, pero aquí hay un grupo de empresarios que ni siquiera le quieren reconocer su derecho, y por eso, hago un llamado en nombre de todos los músicos, autores y cantantes para que tengamos la conciencia social, de que, si usted es dueño de una discoteca o Telecable, y ese contenido sirva para que tu produzca dinero, no te lo gane todo y paga ese derecho de autor como establece la ley«, exigió Pochy Familia.

FUENTE: DL

Deja tu comentario

Otros Artículos

Botón volver arriba