Deportes

La perseverancia le dio frutos a Yermín

Yermín Mercedes debutó en 2020, pero es al comienzo de esta campaña que se ha dejado sentir con un bate que escribe una de las tantas historias que no cansan en el mundo de los deportes.

Hasta la pasada temporada, el dominicano era uno de esos peregrinos de las ligas menores y otros circuitos. ¿Sueños? Por cajas. ¿Oportunidad de lograrlos? Nada seguro. Lo único es que rendirse no era opción.

Y así lo hizo.

Mercedes se fue de 5-5 en su primer partido como regular el pasado viernes, logrando un actuación histórica para los Medias Blancas de Chicago, organización para la que había jugado 617 partidos en liga menor con más de 2,000 turnos en ese mismo nivel, según una crónica de MLB.com, bajo la firma de Scott Merkin.

Ese día se convirtió en el segundo jugador desde 1933 (el otro fue Cecil Travis de Washington) en tener cinco hits en la primera apertura de su carrera. Yermín, quien hizo el equipo como tercer receptor, fue octavo bate y designado en el juego ante los Angelinos en Los Ángeles.

Ganas de llorar

“Me dan ganas de llorar cada vez que veo que en estos momentos estoy en Grandes Ligas. Quiero llorar porque ha pasado mucho tiempo. Tengo una gran historia”, dijo Mercedes, de 27 años, a la prensa el pasado viernes.

“Hace dos años me preguntaba qué voy a hacer, qué pasará conmigo. Decía ¿Dios, cuándo estaré en Grandes Ligas? ¿Qué necesito hacer? Porque todos estos años pongo mis números, doy lo mejor de mí”, señaló Mercedes, quien en la pelota local pertenece al Licey.

Yermín, nativo de La Romana y seleccionado ayer como Jugador de la Semana de la Liga Americana, reconoció que en varias ocasiones pensó en dejar la pelota. “Mi familia, mi padre, mi madre, me decían que siguiera trabajando, que yo podía lograrlo”, indicó.

Puso su nombre en los libros de récords de GL

No obstante a lo del viernes, Yermín siguió el sábado con la fiesta y pegó de hit en sus tres primeros turnos, incluido un jonrón en el segundo episodio, para convertirse en el primer jugador desde 1900 (la era moderna) en batear por terreno de nadie en sus primeras ocho visitas al plato. “Nunca imaginé que daría ocho hits seguidos. Ahora a seguir trabajando”, dijo.

Fuente: El Caribe

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba