El Universitario

La PUCMM crea aplicaciones para salud mental

Ante el aumento de los casos de ansiedad y la depresión en el país, un grupo de investigadores de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM) crearon cuatro aplicaciones de realidad aumentada que servirán como herramientas para psicólogos, psiquiatras e investigadores para el tratamiento de estos trastornos emocionales.

Para tener una idea de la problemática, el doctor Zoilo García, quien es psicólogo clínico y director de investigación de la PUCMM en el campus de Santiago, explicó que mientras a nivel mundial, tres de cada 100 personas padece ansiedad, en la República Dominicana, la prevalencia aumenta a 5.7 por cada 100. Lo mismo ocurre con la depresión que afecta al 4.7% de los dominicanos, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Durante una visita a elCaribe, el especialista dijo que estos trastornos no sólo afectan a la persona que los padece, sino que también se extiende a sus familias y trabajos, pues provocan una disminución de la productividad y ausentismo laboral.

En ese sentido, explicó que una de las técnicas más utilizadas en la psicología cognitivo-conductual es la exposición gradual a la situación causante de la fobia. De ahí que, las cuatro aplicaciones creadas en el laboratorio “Salud, emociones y Ciberpsicología” con recursos del Fondo Nacional de Innovación y Desarrollo Científico y Tecnológico (Fondocyt) permiten exponer a los pacientes a cuatro escenarios virtuales distintos a través de lentes de realidad aumentada en los que el terapeuta puede graduar la intensidad del estímulo.

Por ejemplo, uno de los escenarios para tratar la ansiedad que sienten algunas personas al estar en lugares abiertos o agorafobia, es un simulador que los lleva a una plaza abierta en la que el terapeuta, desde su computadora, puede controlar diferentes parámetros, como el día o la noche, agregar más o menos personas o crear una condición climatológica determinada. Lo mismo pasa para el tratamiento del miedo a ascensores, insectos o animales y autobuses, con el trastorno obsesivo compulsivo con la limpieza, donde expone al paciente a los diferentes estímulos.

“La particularidad de este método de tratamiento consiste en que, el terapeuta, en vez de pedir al paciente que imagine ciertos lugares o situaciones que le crean ansiedad o pánico (método tradicional), le coloca un casco de realidad virtual y le presenta escenarios virtuales relacionados con sus principales miedos y temores. A partir de aquí, y siempre de una forma controlada y segura, se van añadiendo elementos capaces de inducir reacciones emocionales muy semejantes a las que se producirían en una situación real. Lo cual ofrece el contexto ideal para entrenar al paciente en el uso de diferentes estrategias para lograr hacer frente a la ansiedad”, explicó el nvestigador principal del proyecto.

García, reveló que actualmente trabajan en la creación de otra aplicación para tratar la depresión leve y moderada, la cual induce a estados emocionales positivos a través de la exposición a melodías, imágenes y escenas de películas incorporadas a un parque virtual donde la persona realiza diferentes ejercicios para mejorar su estado de ánimo.

Afirmó que todas estas aplicaciones que se encuentran en Oculus, la más grande plataforma mundial de aplicaciones de realidad virtual, han sido validadas mediante estudios científicos, tests y escalas psicométricas aplicadas a pacientes que padecen estos trastornos lo que avala su eficacia.

Invento fue publicado en una revista científica

El costo de estas aplicaciones es de apenas 18.95 dólares, precio considerablemente económico en comparación con otras tecnologías que pueden costar hasta 1,500 euros al año, según explicó García. En ese sentido, reveló que la aplicación para el tratamiento de la agorafobia fue publicada en una de las tres revistas científicas más importantes de psicología y tecnología del mundo, llamada Computer in Human Behavior. “No solo diseñamos algo porque es cool o chulo, sino que se valida y es parte de un proceso científico”.

Investigadores presentan iniciativa en otros países

Dijo que están en proceso de comercializar las aplicaciones que próximamente podrán ser descargadas en teléfonos inteligentes y usadas con lentes de realidad aumentada. Afirmó que no solo se trata de una de las primeras aplicaciones de salud mental creadas en el país, sino también de Latinoamérica, donde había pocos antecedentes de este tipo. Tal ha sido el impacto de la iniciativa que los investigadores han abierto una empresa spin off y viajan por varios países de Europa y de la región presentando el invento.

por: María Teresa Morel / El Caribe

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba
¿Quieres recibir avisos de nuevas noticias?    OK No Gracias