Editoriales Invitados

La tecnología se abre paso

Avanza en curso favorable la adopción del voto automatizado para las primarias de octubre venidero como primer paso a su implementación en siguientes procesos nacionales. Por sus detalles más visibles explicados con convicción y recursos técnicos por el presidente de la Junta Central Electoral, Julio César Castaños Guzmán, el modelo a aplicar inspira confianza para el objetivo de enfrentar la voluminosa complejidad de tareas a las que finalmente llegará el país cuando en más de un episodio deberán recibirse en urnas, electrónicas o físicas, más de cinco millones de boletas a ser computadas en una amplia gama de asignación de candidaturas.

La simplificación que agilizaría las jornadas por medios digitales deberá en lo esencial ganar aprobación con diversidad de los liderazgos partidarios. La creación de confianza en una representativa muestra de los potenciales participantes en venideros comicios sería en el corto plazo, el mejor recibimiento a la innovación tecnológica a que obliga la multiplicidad de fines entretejidos que caracteriza ya captar la expresión popular. La informática ha sido vulnerable a penetraciones mal intencionadas en todas partes del mundo, pero su propia ciencia genera antídotos y blindajes con capacidades además para la aplicación de auditorías externas que certifiquen su funcionamiento. Es muy probable también que sin esta modernidad la incertidumbre sea mayor.

Decir la verdad… toda la verdad

Está visto que la diversidad de fórmulas disponibles para contar los asesinatos de mujeres permite escoger aquella que arroje resultados que convengan a los interesados pero con eventual perjuicio de la verdad. La disparidad entre los números que se reciben de autoridades y la contabilidad aplicada por entes distantes de lo oficial mueve a preocupación. Con sutilezas que pueden aprovecharse de ambiguedades a la hora de tipicar ciertos crímenes, la horrible magnitud de la violencia de género podría ocasionarse un subregistro.

Existe el riesgo de generar una contabilidad incompleta movida por sentimientos de culpa: desde el poder y la política se tiende a suponer que el auge de la criminalidad machista que se vive mueve irremediablemente algún dedo acusador hacia la ineficiencia del Estado en combatir la violencia feminicida.

Comentarios para este artículo

Mostrar más

Otros Artículos

Ver también

Close