Internacionales

La violencia de las bandas empeora las condiciones de las mujeres en Haití, afirma la ONU

Puerto Príncipe, 8 de mar (EFE). La ONU alertó este viernes del deterioro de las condiciones de vida de las mujeres y las niñas en Haití, a causa de la violencia de las bandas, lo que ha obligado al desplazamiento de miles de civiles, en su mayoría mujeres, y dificultando enormemente el acceso a los servicios sociales básicos, empeorando aún más la precaria situación en este país.

«Hoy en día, demasiadas mujeres y jóvenes en Haití son víctimas de la violencia indiscriminada cometida por bandas armadas», afirma la ​coordinadora ​residente y de Asuntos Humanitarios​ de la ONU en la nación caribeña, Ulrika Richardson,​ en un comunicado emitido por el Día Internacional de la Mujer.

Luchar para poner fin a la violencia contra las mujeres en Haití e invertir en ellas ​»es una condición ‘sine qua non’ para garantizar una sociedad justa, próspera y pacífica», añad​ió Richardso.

El número total de desplazados internos supera los 313.901, según un informe de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) de diciembre ​pasado, que indica, además, que de ellos, el 56​ % son niñas y mujeres.

La violencia sexual contra las mujeres y las niñas «se utiliza como arma de guerra, intimidación, control territorial y dominación», denunció la ONU en un contexto en el que la presencia operativa de las organizaciones ​que trabajan en prevención de la violencia de género en los​ centros de desplazados internos se ​ha reducido o suspend​ido y la mayoría de los puntos de servicio de ​este tipo están cerrados por razones de seguridad y acceso.

«Para lograr una mejora duradera de la seguridad y de la situación sociopolítica del país, es imperativo invertir en las mujeres promoviendo su participación en los distintos órganos de gestión del país, incluso a nivel político», afirm​ó, por su lado, María Isabel Salvador, ​representante Especial del Secretario General de las Naciones Unidas en Haití.

Si la parálisis del área metropolitana de Puerto Príncipe continúa durante las próximas semanas, ​a causa de la actual crisis de violencia, casi 3.000 mujeres embarazadas podrían verse privadas de acceso a la atención sanitaria esencial, y cerca de 450 de ellas podrían sufrir complicaciones obstétricas potencialmente mortales sin asistencia médica cualificada, según la ONU.

Unas 521 supervivientes de violencia sexual podrían carecer de atención médica a finales de marzo.

La capital de Haití, Puerto Príncipe, está sometida a una grave situación de terror impuesta por bandas armadas, agravada por los acontecimientos de la noche del 2 al 3 de marzo en la prisión civil de Puerto Príncipe y en la prisión de Croix-des Bouquets, atacados por las bandas, matando a policías y liberando a más de 3.000 presos.

El primer ministro, Ariel Henry, se encuentra en Puerto Rico tras un fallido intento de volver a su país el martes tras un viaje la semana pasada a Kenia para tratar el despliegue de una fuerza multinacional en el país.

Fuente: El Caribe.

Deja tu comentario

Otros Artículos

Botón volver arriba