Editoriales Invitados

Las dudas dominantes

La sociedad actual está llena de dudas sobre la confiabilidad de sus instituciones. La gente no parece dispuesta a creer ni siquiera en lo que es verdad. Y esa actitud resulta comprensiva si consideramos que el bombardeo de malos ejemplos públicos ha sido constante.

El juicio por el escándalo Odebrecht que se sigue en la República Dominicana resulta una muestra muy evidente. Nadie parece creer que haya un resultado satisfactorio para la sociedad, agraviada por la corrupción.

Es algo que se percibe en las conversiones de grupos, en los medios de comunicación y en las redes sociales. Parece que hay más dudas que confianza de que alguna sanción pueda ocurrir. Y no estamos hablando de populismo judicial.

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Ver también
Cerrar
Botón volver arriba