Deportes

Las Grandes Ligas, en ruta a un paro laboral

IRVING, Texas. Un cierre patronal de los jugadores de Grandes Ligas parecía inminente después de que la liga y el sindicato interrumpieron las negociaciones ayer por la tarde, menos de 12 horas antes de la expiración del acuerdo de negociación colectiva del juego.

En lo que probablemente serán las últimas conversaciones entre las partes antes del cierre esperado por los jugadores el día de hoy, los líderes de ambos lados se reunieron durante siete minutos en el Four Seasons Dallas en Las Colinas. Cuando terminó la reunión, los funcionarios de la liga abandonaron el hotel y se les dijo a los jugadores que habían terminado las conversaciones del día.

Fue un final vergonzoso para tres días de negociaciones que no produjeron progreso después de meses de conversaciones que habían hecho lo mismo. Si bien existía la esperanza de que las reuniones cara a cara generaran algún movimiento, ninguna propuesta ganó fuerza.

En caso de que la liga imponga el cierre patronal como se esperaba, sería el noveno paro laboral en la historia de la MLB y el primero desde la huelga de 1994-95. Durante un cierre patronal, la agencia libre y los intercambios de jugadores de las Grandes Ligas no están permitidos. La congelación vendría inmediatamente después de uno de los períodos más activos en la historia de la agencia libre de la MLB, con equipos garantizando más de 1.6 mil millones de dólares a los jugadores en lo que va de invierno.

Sobre pelota otoño-invernal

La situación de un posible paro laboral en las Mayores arroja muchas interrogantes al panorama del campeonato otoño-invernal dominicano.

Hasta ayer, la situación se mantenía igual al trayecto de martes a miércoles, cuando no había un panorama claro sobre lo qué sucedería.

Existe la posibilidad de que se permita que los jugadores en roster de 40 con sus respectivos permisos sigan en acción sin importar que tengan contacto con personal de oficina o de terreno de los equipos de MLB, que es algo que se prohibe de inmediato en un cierre patronal.

El otro escenario, muy abrazado del optimismo de los protagonistas de la justa, es que se permita que se concluyan las respectivas competencias bajo el entendido de que las ligas invernales serían una especie de tercera parte en esta disputa. O, en el peor de los casos, aplicar la ley de cero comunicación entre peloteros en nómina de 40 y empleados de organizaciones. El tiempo avanza. El panorama es de tranque.

Separados por el aspecto económico

El abismo entre los lados se centra en la economía. La propuesta del sindicato esta semana incluía la expansión de los playoffs a 12 equipos y la posibilidad de poner parches (publicidad) en los uniformes. Los jugadores permanecen firmes en su deseo de eliminar las restricciones artificiales en la agencia libre, recibir mejor pago a edades más tempranas, arreglar la manipulación del tiempo de servicio y abordar el tema de perder juegos para obtener ventajas a futuro.

Fuente: ESPN.com

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba
¿Quieres recibir avisos de nuevas noticias? OK No Gracias