Curiosidades

Las langostas son biológicamente inmortales

Cuando hablamos de «inmortalidad biológica», nos referimos a un término que a muchos biólogos les gustaría no usar. «Inmortal realmente significa que uno no se muere, lo que es algo estúpido», dice Thomas Bosch de la Universidad de Kiel, Alemania.

Aunque suene paradójico, los organismos biológicamente inmortales son, claramente, mortales: pueden morir a manos de un depredador, una enfermedad o un cambio catastrófico en el ambiente. Pero, a diferencia de los humanos, raramente mueren por ponerse viejos.

La langosta americana es un ejemplo, pues mantiene una impresionante capacidad para regenerarse incluso en edad avanzada. Eso quizás explique por qué algunos especímenes grandes tienen por lo menos 140 años, longevidad que puede estar conectada al comportamiento de su ADN.

Los cromosomas largos en las células de animales tienen unas terminaciones especiales sobre sus extremos llamadas telómeros que ayudan a proteger el ADN. Entre más cortos sean estos telómeros menor tiempo de vida; sin embargo, las langostas americanas utilizan una enzima que tienen en todos sus órganos llamada telomerasa que los alarga, lo que las ayuda a mantener las células jóvenes durante más tiempo.

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba
¿Quieres recibir avisos de nuevas noticias?    OK No Gracias