Política

Leonel sigue obsesionado en la búsqueda del poder

.com
Santo Domingo, RD

El expresidente Leonel Fernández está agarrado de un presupuesto beligerante en cuanto a que ni la Junta Central Electoral (JCE), ni el Tribunal Supremo Electoral (TSE), pueden invalidar la propuesta de su candidatura a las elecciones del 2020 por su nuevo partido y otros de la causa.

Fernández está postulado a dichas elecciones por el nuevo partido que fundó al renunciar del Partido de la Liberación Dominicana, llamado Fuerza del Pueblo, que adquirió la franquicia del Partido de los Trabajadores Dominicano, PTD y le impuso su liderazgo.

Según analistas jurídicos como el doctor Julio Cury, que ha manejado el tema con bastante insistencia, el doctor Fernández no puede ser postulado por ningún partido o agrupación política porque ya lo fue en las pasadas primarias que perdió, según la JCE.

Los juicios del abogado se afincan en que la Ley 33-18, que señala entre sus requisitos, “que el aspirante a una precandidatura para un determinado evento electoral, en representación de un partido político, agrupación o movimiento político no haya participado como candidato por otro partido, agrupación o movimiento político para el mismo evento electoral”.

Visto así simplemente, el doctor Fernández entra dentro del rango de lo que dice la ley en cuanto a su posible postulación y de otros políticos igualmente postulados por el PLD que perdieron en las elecciones primarias pasadas, entre ellos Lucía Medina, hermana del presidente, quien era precandidata a la senaduría de San Juan de la Maguana.

La posición del PLD, del cual es presidente ahora Temístocles Montás, es de que la oposición de ese partido a que el doctor Fernández sea postulado para el 2020 es porque él compitió y perdió. Recordó que cuando la Ley se discutía en las cámaras legislativas se tenía en mente ponerle término al transfuguismo.

Luego de hacer una serie de disquisiciones sobre el alcance de la Ley 33-18, Cury sostiene que la solución sería que el caso fuera declarado de urgencia y fallado a la mayor brevedad, a fin de que se defina el panorama electoral antes del vencimiento de los plazos para la inscripción de las propuestas de candidaturas en la JCE.

Leonel pelea su caso

El expresidente Fernández está peleando su caso ante la opinión pública como lo hizo cuando se opuso a la modificación constitucional que hubiese permitido la postulación del presidente Medina, y luego ante la afirmación que él no podría postularse en el 2020 por ningún partido o agrupación.

Durante la esperada presentación en las cámaras legislativas del proyecto de modificación, el exgobernante convocó al lugar a una turba de partidarios y tras las elecciones que la JCE dice que no ganó frente a Gonzalo Castillo, del PLD, hizo lo mismo ante el local del organismo electoral.

El sector del expresidente está peleando su caso como puede. Se atribuye a uno de sus más cercanos colaboradores, el exvicepresidente Rafael Alburquerque, haber dicho que desconocer la capacidad de Fernández de postularse crearía una crisis política. Fernández alega que impedirle la postulación vulnera sus derechos constitucionales.

Los desórdenes ocurridos frente al edificio del Congreso Nacional y al local de la JCE tuvieron la mala suerte de hacerle daño a la economía puesto que la tasa del dólar subió unos puntos como no se esperaba. Fue una manera extraña de que los aspirantes a ganar las elecciones del 2020 vieran por adelantado el sombrío panorama que encontrarían.

Como si nada hubiese pasado en las últimas elecciones cuando se celebraron las primarias, el doctor Fernández dijo el jueves que “ese es un debate que no tiene mucho sentido, porque estoy protegido por la Constitución que establece el principio de elegir y ser elegido”.

Sin embargo el flamante miembro del Comité Político del PLD, José Ramón Peralta, dijo que su partido ganará las elecciones de mayo venidero.

“El PLD va a ganar las elecciones.

Es el principal partido del país y no le tememos a nada. Solamente le tememos a Dios y a la decisión del pueblo dominicano”.

Banco Central interviene

El Banco Central ha intervenido en por lo menos dos ocasiones colocando en el mercado volúmenes de moneda dura para el desempeño del comercio, en una época que se caracteriza por las reposiciones de los inventarios y la programación de viajes de muchos dominicanos al exterior.

En el discurso de orden pronunciado por el gobernador del Banco Central, Héctor Valdez Albizu, con motivo de la celebración del aniversario LXXII de la institución, el funcionario advirtió sobre el entorno internacional adverso y la moderación doméstica durante los primeros meses del año.

Por esa razón la Junta Monetaria redujo la tasa de política monetaria en 100 puntos básicos (de 5.50 en mayo a 4.50 en la actualidad), a la vez que se aprobaron medidas no convencionales de flexibilización monetaria, particularmente la liberación de recursos del encaje legal por más de RD$34 mil millones, para ser canalizados a los sectores productivos.

Valdez Albizu recordó que “en el mes de septiembre la actividad económica real registró un crecimiento interanual de 5.1%, luego de haber alcanzado un 4.8 en el mes de agosto.

De esta forma durante los primeros nueve meses del año, el producto interno bruto registró un crecimiento interanual de 4.8%, el más alto de América Latina y el Caribe”.

Sobre la desigualdad social que se suele esgrimir como un fallo del régimen de Medina, el gobernador Valdez Albizu no solamente señaló su disminución, sino lo observado por la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), en el sentido de que RD se encuentra entre los cuatro países menos desiguales.

La brega por la obsesión del expresidente Fernández en retornar al poder se produce en medio de graves situaciones en países de la región como Haití y Chile, donde las multitudes piden las renuncias de sus presidentes, así como en Honduras y Panamá, por reivindicaciones para sus trabajadores y el fracaso de los fondos de pensiones.

Quizás advertido de que los políticos dominicanos pudieran hacer que se descontrole la economía y la política, el Departamento de Estado de los Estados Unidos envió esta semana a Santo Domingo a la subsecretaria Cindy Kierscht, quien revisó con el presidente Medina y el canciller Vargas Maldonado la situación de Haití y Venezuela y las repercusiones.

Fuente: Listín Diario / Por: Guarionex Rosa

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba