Foto Noticias

Llegada de migrantes

La inmigración irregular se ha más que duplicado en lo que va de año respecto a las cifras de 2017. España es ya la principal ruta de acceso a Europa, por encima de Italia. Y las infraestructuras de acogida se quedan pequeñas. Cada vez más pequeñas: hasta 260 migrantes han dormido los dos últimos días en la cubierta de un buque de Salvamento Marítimo; más de 50 se hacinaban, sentados y acurrucados al raso y de madrugada, en un pequeño patio de la comisaría de Algeciras. 90 personas más se agolpaban en módulos de obra en el puerto de Barbate. En todos esos lugares, un número indeterminado de inmigrantes han acabado en la calle tras las 72 horas de detención policial sin ni siquiera estar identificados y vagan por pueblos como Medina Sidonia o Chiclana. Esas son algunas de las escenas que se están viviendo desde el pasado fin de semana en la costa más al sur de España.

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba