Economía

Los “agujeros negros” de la balanza de pagos de República Dominicana

Entre 2012 y 2018, y al que se le suma el 2010, refleja un total negativo sin registrar de US$6,273.6 millones

En la balanza de pagos entre un país y el resto del mundo, aparece una subcuenta que tiene una definición técnica en los manuales, pero que, dependiendo de su persistencia y su voraz profundidad, puede provocar las más extrañas conjeturas y las más latentes sospechas.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) explica, en su Sexto Manual de la Balanza de Pagos, “que es una característica común en los datos”, y que debe publicarse por separado en los otros datos de la balanza de pagos. Además, aconseja que los compiladores deben analizar su valor neto.

Se trata de la partida “errores y omisiones”, que desequilibra los balances en las cuentas de la balanza pagos, “que en principio debe estar equilibradas”, según el FMI.

En el Sexto Manual señala que el volumen y las tendencias de esa partida podrían ayudar a detectar problemas de los datos, “como problemas de cobertura o de declaración de datos inexactos”.

Aclara que por “errores y omisiones netos” no debe interpretarse que son errores de los compiladores. Y explica que es mucho más común que esta discrepancia sea causada por otros factores, “como una fuente de datos incompleta y mala calidad de los datos declarados”.

Y obviamente es lógico entender que quienes declaran esos datos, o, mejor dicho, divisas, son quienes lo generan, y no los que los compilan.

En la balanza de pagos de República Dominicana ese saldo es contablemente una incógnita, que, al observarse, parecer verse en la imaginación como un pozo tan oscuro y profundo, que como en un agujero negro, no puede escaparse la luz.

Entre el intervalo del 2012 y 2018, y al que se le suma el 2010, refleja un total negativo de 6,273.6 millones de dólares. Ese saldo negativo contablemente se puede interpretar como que ese monto salió del país, sin que fuera posible registrarlo.

Mientras que, durante ese mismo intervalo de años, específicamente en el 2011, en la partida errores y omisiones se registra el monto positivo de 529.3 millones de dólares, lo que igualmente en términos contables se podría interpretar que ingresó al país, sin ser registrado.

No es una historia tan nueva. En las estadísticas correspondientes al periodo entre los años 1993 y 2009, pero elaboradas en conformidad con los lineamientos del Quinto Manual de la Balanza de Pagos, del FMI, se observa un monto acumulado negativo de 6,088.8 millones de dólares, lo que sugiere que salieron del país, sin ser registrados. También se observa un total positivo por 803 millones de dólares, lo que siguiere que ingresaron al país por la puerta de atrás.

¿Imaginación o realidad?

Comentarios para este artículo

Mostrar más

Otros Artículos