Editoriales Invitados

Los consejos del Fondo

El Fondo Monetario Internacional (FMI) estuvo de visita recientemente en el país. Y como es su costumbre, al final de la visita rindió un informe sobre los puntos más importantes hallados en su examen de la economía dominicana.

Fue una visita con la rigurosidad técnica de las revisiones que hace el organismo, sea en épocas en las que rige algún acuerdo financiero con el país, pero sin la obligatoriedad de cumplimiento a sus sugerencias como en los casos en que hay de por medio un pacto y recursos por desembolsar, o cuando es solo una rutina de membresía, que fue el caso reciente.

Se trató de la visita del Staff del FMI, cuya misión estuvo amparada en el artículo 1V del convenio constitutivo del Fondo Monetario Internacional, que manda al menos una revisión anual a la economía de los países miembros.

Sea por seguimiento a un acuerdo financiero o por cumplimiento al convenio constitutivo del FMI, sus informes siempre son muy esperados, estudiados y comentados, pues por lo general citan fortalezas y debilidades de la economía.

En el caso de la visita reciente, cuyo informe fue difundido localmente el 25 de marzo pasado, el FMI dijo que “la economía dominicana continúa presentando un desempeño muy positivo y se ha logrado un progreso sustancial en los indicadores sociales”.

Además de alabanzas por el buen desempeño, el informe también citó aspectos por hacer para darle consistencia al crecimiento. “Los desafíos pendientes incluyen fortalecer la supervisión de las cooperativas de intermediación financiera a la par del sistema financiero y continuar con la transición hacia normas regulatorias y contables internacionales en el sistema financiero”, propuso.

Y en la parte fiscal citó como una prioridad la “consolidación” para crear espacio al necesario gasto social y de infraestructura, además para reducir la vulnerabilidad de la economía ante los choques.

El informe contiene un consejo-advertencia del FMI que quizás sea escuchado o acogido por el Gobierno. Plantea que ante la ausencia de reforma que amplíe más la base impositiva, incluida la reducción de incentivos y exenciones fiscales, y de medidas que fortalezcan el sector eléctrico y que mejoren la eficiencia del gasto, “la deuda continuará aumentando gradualmente en el mediano plazo”.

El diagnóstico fue hecho y la receta dada. Aplicarla depende del Gobierno.

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Ver también
Cerrar
Botón volver arriba