Economía

Los desastres naturales en Quisqueya, frecuentes, costosos y dolorosos

Cada año hay una probabilidad de 2% anual de que un terremoto golpee el país y provoque daños por US$1,117 millones En el caso de los ciclones, tienen una probabilidad anual de 5% de que provoquen desastres cuyo costo sea de US$1,997 millones

En el caso de los ciclones, tienen una probabilidad anual de 5% de que provoquen desastres cuyo costo sea de US$1,997 millones

En la mañana del martes pasado algunos dominicanos se preguntaban si hubo un terremoto en República Dominicana. Se hacían la pregunta porque se sintió la onda sísmica del terremoto que en una escala de 6.4 impactó en la madrugada de ese día a Puerto Rico, creando daños estructurales en varios municipios, según el periódico El Nuevo Día. A este, ya en la noche se le agregó una réplica de 5.6.

En República Dominicana también, este 8 de enero, se registró una réplica de una magnitud de 3.3 en el Océano Atlántico, a 37.5 kilómetro en el noroeste de Puerto Plata, a una profundidad de 18.4 kilómetro.

Estos hechos recuerdan que República Dominicana es muy vulnerable a los terremotos, lo que es un riesgo real para vida de los dominicanos, para la infraestructura y para la economía.

Por esa razón, el Grupo Banco Mundial realizó una investigación que se plasmó en un informe bajo el título “Gestión Financiera y Aseguramiento del Riesgo de Desastres en República Dominicana”, publicado en el 2015, y donde además de los terremotos, estudia el impacto de los huracanes y otros desastres naturales, dando por resultado el perfil de riesgos de desastre para República Dominicana.

LA PROBABILIDAD HISTÓRICA DEL DESASTRE

Basándose en datos históricos, estima que el daño promedio anual asociados a desastres es de unos US$420 daños, equivalente en ese entonces al 0.69% del PIB. Pero, además, determinaron que existe una probabilidad de un 5% en un año dado que los daños por desastre alcancen los US$1,680 millones o más.

Estos riesgos de desastres están principalmente asociados a orígenes hidrometereológicos (vaguadas, huracanes), pero también a terremotos.

“Esto significa que se espera que República Dominicana experimente daños por desastres de por lo menos US$1,680 millones (2.7% del PIB) cada 20 años”, se estima en el estudio.

ENTRE EL CIELO Y LA TIERRA: HURACANES Y TERREMOTOS

Mediante el uso de otra metodología consistente en un modelo probabilístico, el Sistema de Estimación de Riesgos de Riesgos Múltiples (MPRES, en inglés), los daños promedios anuales asociados a ciclones tropicales y a terremotos en República Dominicana se estiman en US$683 millones, equivalente al 1.1% del PIB del 2103, de los cuales el asociado a los terremotos es de US$181 millones.

Pero en el caso de los daños anuales extremos, estos costos se extreman también. Para los ciclones tropicales, la probabilidad anual de que los daños se eleven a US$1,997 millones es de 5%.

En el caso de los terremotos, estos tienen una probabilidad anual de 2% de que los daños que provoquen al país superen los US$1,117 millones (el 1.8% del PIB).

EL GRAN TERREMOTO DEL 1946

El terremoto de 1946 en República Dominicana fue de magnitud de 8.0, se registró en Samaná a las 12:51. Luego ocurrió una réplica cuatro días después a las 1:28 con una magnitud de 7.6. Murieron 100 personas y otras 20,000 quedaron sin hogar.

De eso hace unos 76 años, lo que permite afirmar que aún no existía el desarrollo inmobiliario visible en ciudades como Santo Domingo, Santiago y otras ciudades, con torres de hasta 41 pisos, como lo es la Torre Anacaona 27, que cuenta con 41 plantas, y con la distinción de ser el rascacielos de las Antillas. A esta le sigue la Torre Caney, que, aunque tiene 42 plantas, cuenta con una altura ligeramente menor, unos 178 metros.

Pero no solo de elevadas torres, están pobladas las metrópolis dominicanas, También están los innumerables residenciales de varias plantas, los elevados que congestionan el tránsito, su amplio desarrollo vial urbano y rural, y el crecimiento atiborrado de sus principales poblaciones urbanas, destacando hasta lo irracional el caso del Gran Santo Domingo, con su población de más de 4.3 millones de personas (datos del 2013) y una densidad de más 1.3 mil habitantes por kilómetros cuadrados.

Entonces, aquí viene la pregunta aterradora: ¿Qué pasaría en el Gran Santo Domingo o en Santiago o en otra metrópoli importante de República Dominicana, si mañana se repite un terremoto similar al del 1946?

Por ejemplo, el 4 de febrero del pasado año, las provincias La Altagracia y el El Seibo fueron impactadas por un terremoto con una intensidad de 5.3, lo que provocó que al menos 16 centros educativos en Higüey y San Rafael de Yuma, en la provincia La Altagracia, y en El Seibo, fueran seriamente dañados, según confirmaron las autoridades.

EL TERREMOTO DE HAITÍ

En enero de 2010 tembló la tierra en Haití, desando una tragedia humanitaria a escala inimaginable. En un estudio realizado por el Banco Interamericano de Desarrollo y la Dirección General de Ordenamiento y Desarrollo Territorial, adscripto al Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo, se estima que ese evento, con una magnitud de 7.0, les costó la vida a 310,000 personas. Además, las pérdidas económicas que el sismo le provocó a la empobrecida nación fueron estimadas en US$8,000 millones, equivalente al 120% del PIB.

Por: Edwin Ruiz/DL

Comentarios para este artículo

Mostrar más

Otros Artículos