Salud

Los hospitales tienen guías para tratar restos humanos

Las amputaciones son por trombosis, pie diabético infecciones y traumas

El hallazgo esta semana de restos humanos con cortes quirúrgicos en un área del Parque Mirador Norte, de Villa Mella, puso de manifiesto la falta de control en el manejo de los desechos hospitalarios.

Aunque los siete miembros inferiores y dos cajas de sangre dañada fueron halladas en fundas plásticas con el logo del hospital Salvador B. Gautier, el director del centro asistencial, Franklin Gómez, aseguró que las amputaciones de extremidades no se realizan en el establecimiento de salud.

Cada centro asistencial tiene su propio método de manejar los desechos hospitalarios, unos lo hacen a través de equipos descontaminantes o incineradores y mediante contrato de compañías recolectora de basura que se encargan de clasificar y llevar a su destino final los residuos orgánicos.

En el caso del Salvador B. Gautier, su director asegura que cumplen con todas las guías y protocolos establecidos para el manejo correcto de los desechos sólidos que producen. Contrataron los servicios de una funeraria para que se ocupe de enterrar en un cementerio los restos humanos.

Otro hospital que tiene esos servicios contratados con empresas externas es el Marcelino Vélez Santana, de Herrera.

Los hospitales traumatológicos, Ney Arias Lora y Darío Contreras, disponen de incineradoras para deshacerse de los desechos contaminantes y biológicos, como sangre y materiales gastables.

En caso de que las autoridades competentes del Ney Arias Lora decidieran enviar la pieza al cementerio para ser enterrada hacen sus gestiones directamente con el personal del cementerio donde se enterrará la pieza.

El auxiliar de patología requiere al encargado del cementerio un recibo firmado y sellado, donde consta haberse realizado el enterramiento de la pieza de amputada.

En el Darío Contreras, Florentino Vega, encargado del área de servicios generales, se encarga de almacenar las piezas amputadas en un congelador hasta acumular varias, que, luego coloca en un ataúd y la lleva en una ambulancia del centro asistencial al cementerio Cristo Salvador, en Santo Domingo Este, donde en la manzana número 8 hay un espacio reservado al establecimiento de salud para que entierre los restos humanos, siguiendo el protocolo similar al del Ney Arias Lora.

En el caso de las maternidades de Los Mina y La Altagracia, así como el hospital Robert Reid Cabral, éstos disponen de los cadáveres que no son reclamados por familiares y los sepultan en el cementerio de Los Cazabes, en Santo Domingo Norte, y en el de Los Mina o el Cristo Salvador.

Mientras tanto, los desechos biológicos, en el caso de las maternidades, son triturados en los propios centros asistenciales.

Fuente: Diario Libre // Por: Lisania Batista

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba