Columnas

Los votantes de Los Ángeles estrenaron en el Super Martes un moderno sistema de votación

Por: Jesús Delgado Valery / Director de Desarrollo Institucional de Transparencia Electoral / Twitter: @JesusDValery

Como “SuperTuesday” se conoce en los Estados Unidos a la intensa jornada electoral en la que los republicanos y los demócratas eligen a una gran cantidad de delegados a nivel nacional, que tendrán la responsabilidad nominar al candidato o candidata presidencial de su partido, en vistas de las elecciones de noviembre.

Si bien los caucus habían comenzado hace unas semanas, siendo el primero el de Iowa, el pasado martes 3 de marzo el Partido Demócrata elegió a 1.357 delegados (34%) de un total de 3.979 en 14 estados de la Unión; mientras que el Partido Republicano, elegió a 785 (33%) de 2250 delegados a nivel nacional.

Sin embargo, no todo fueron primarias partidarias. En el condado de Los Ángeles, con más de  10 millones de habitantes, se celebraban elecciones a cargos estatales, locales, así como consultas sobre propuestas ciudadanas.

Para esta elección se implementó un novedoso sistema de votación en el que se venía trabajando desde el año 2009, con el objetivo de reemplazar al anterior, que carecía del dinamismo técnico y funcional necesario para satisfacer las necesidades de un electorado cada vez más diverso.

Máquinas de votación con pantallas táctiles tipo iPad, aplicación para preseleccionar a los candidatos antes de acudir al centro de votación, ajustes para seleccionar el idioma (entre 13 disponibles) y por supuesto la opción de elegir cuándo, cómo y dónde votar, son algunas de las características que debutaron en las primarias de California con el nuevo sistema de votación Voting Solutions for All People (VSAP) de Los Angeles, que es la jurisdicción electoral más diversa y de mayor población de los Estados Unidos. (ver más aquí)

VSAP es el resultado de años de trabajo de investigación, en que las autoridades se encargaron de incorporar al debate no solo a los principales actores políticos; sino también a las organizaciones de la sociedad civil, expertos en materia de tecnología, y a los representantes de las minorías, con el fin de contemplar las necesidades de todo el electorado y diseñar un sistema centrado en el elector.

Además de la renovación del instrumento de votación, las autoridades implementaron otras iniciativas para promover la participación. Una de ellas fue la del voto anticipado. El 22 de febrero, once días antes de la elección, abrieron un 20% de los centros. El 2 de marzo estaban disponibles 979 centros de votación. Esto permitió que cientos de miles de electores emitieran el sufragio con anterioridad.

Incluso, algunos centros estuvieron abiertos toda la noche del 2 de marzo hasta el cierre de la votación en la noche del 3.Incluso, se dispuso de centros de votación abiertos las 24 horas, desde el lunes 2 de marzo a partir de las 08:00 hs hasta el Super Tuesday (3 de marzo) a las 20:00 hs.

Otro de los cambios, que hace este proceso único en el mundo, fue dar la posibilidad a los electores de emitir su voto en cualquiera de los centros dispuestos en el condado, y que en caso de que no estuvieran empadronados, pudieran registrarse durante la jornada electoral.

Más del 90 por ciento de los votantes describieron su experiencia general de votación como “buena” o “excelente“, según una encuesta realizada por la Universidad Loyola Marymount. Más del 81 por ciento de los votantes de la misma encuesta dijeron que votar con VSAP es mucho más fácil que con tecnología de elecciones anteriores.

Largas filas para votar

Si bien el instrumento de votación (VSAP) funcionó de acuerdo a lo previsto, un desperfecto en el suministro de energía eléctrica afectó a varios sectores de Los Ángeles, por lo que algunas mesas electorales sufrieron cortes.

Por otro lado, en este proceso electoral se automatizaron otros elementos además del instrumento de votación. Hasta las elecciones anteriores la identificación de los votantes se hacía a través de los cuadernos de votación físicos, pero a partir de la elección del martes se implementaron los “electronic poll books”. Se trata de una tablet que está conectada al padrón electoral para identificar al votante y registrar que ya votó, de manera de que se respete el principio de “una persona – un voto”.

El Registrador del condado de Los Angeles, Dean Logan,  señaló que los cuadernos de votación, proporcionados por la empresa Knowinc, tuvieron problemas de conectividad, por lo que tuvo que ofrecer disculpas públicamente y explicar que una vez que la gente superaba el check-in, el sistema de votación [VSAP] funcionaba sin problemas.

Pese a las dificultades propias de una elección, la experiencia de votación en Los Ángeles sirve como ejemplo para la incorporación de tecnología en los procesos electorales. En una era en que la participación electoral y la confianza en la democracia está decayendo, el primer sistema totalmente rediseñado del Condado de Los Ángeles —en más de medio siglo— representa uno de los mayores esfuerzos de la región para dar mayor flexibilidad, seguridad y confianza a los ciudadanos al momento de votar.

La participación de diversos sectores en la discusión sobre el diseño de un instrumento de votación más confiable, accesible y conveniente para todos, sirve como ejemplo para modernizar la elección en otros condados del país.

Comentarios para este artículo

Mostrar más

Otros Artículos