Farándula

Luis Miguel y Paloma Cuevas ya no esconden su amor

Si hay un personaje sobre el que más hayan surgido leyendas urbanas ese es Luis Miguel. Por decisión propia, ya que el ídolo mexicano se ha caracterizado a lo largo de su brillante carrera por la opacidad en lo que respecta a su vida privada.

El romance entre Luis Miguel y Paloma Cuevas que comenzó en 2022, entre septiembre y octubre aseguran muchos, se refuerza tras haberles captado por primera vez muy felices y juntos en Marbella, la ciudad andaluza al sur de España, disfrutando de las vacaciones de Semana Santa.

La pareja de famosos «ha sido pillada» por los fotógrafos besándose. Un simple beso que ha revolucionado los titulares de toda la prensa del corazón. Y no es para menos, porque muchos ya han apuntado que la pareja ya planea la boda.

En el último año, han viajado juntos y salido juntos por las noches, algo que a todas luces hacía intuir el romance. Y pese a que al cantante le gusta ser discreto en cuanto a su vida privada, a la diseñadora le gusta compartir sus momentos más bonitos a través de redes sociales, incluyendo las fotos de sus últimas vacaciones con su nuevo amor.

Durante esta pasada Semana Santa, la pareja parece haber reforzado sus lazos amorosos pues ya no se ocultan. Pasaron unos estupendos días juntos en Marbella, la ciudad más famosa y glamurosa de la costa malagueña.

Ahora que Luis Miguel cumple 53 años (19 abril) y que luce una imagen más estilizada, consolida su relación. Lo indica que ha adoptado una nueva faceta más hogareña. La pareja ya convive abiertamente con las hijas de la diseñadora. Los medios coinciden en señalar que la pareja estuvo alojada en la lujosa mansión que Luis Miguel posee en una distinguida urbanización de Marbella. Allí pudieron practicar golf, montar a caballo por el extenso campo que posee la residencia.

Amigos desde la infancia

Lo que no todos saben es que la historia del hijo de Luisito Rey y la expareja del torero Enrique Ponce se inició en su infancia, cuando las familias de ambos eran amigas, y ellos confidentes en la adolescencia y en su juventud hasta que hace unos meses, llegó lo sentimental. Y es que tras el divorcio hace unos años, de ella, que posee una envidiable belleza, del padre de sus hijas, Paloma y Bianca Ponce, la española se abrió de nuevo al amor.

Aseguran que la hija de Luis Miguel es la mejor aliada de la novia, Paloma, y se ha llegado a apuntar que aquella, Michelle Salas, se reunió con su padre para hablar de su boda con la española.

Desde que en 2022, concretamente en julio, se desvelara su romance -nunca confirmado directamente por los protagonistas-, Paloma y Luis Miguel han sido fotografiados en diferentes viajes románticos, salidas nocturnas, en la casa del cantante en la urbanización madrileña de La Finca… y su amor se consolida día a día a golpe de gestos y actuaciones pese a que todavía no hay declaraciones.

No hay que olvidar que Paloma -que vive junto a sus hijas en el centro de Madrid, en Pintor Rosales- también dispone de un domicilio en la urbanización de lujo, La Finca, regalo de boda que su padre, Victoriano Valencia, le hizo hace años cuando se casó con el torero.

El primer beso público

Ya sea a través de las redes, un photocall o un selfi, el primer beso en una pareja de famosos siempre es un hecho relevante. Ahora por fin hemos podido ver este cariñoso gesto entre Luis Miguel y Paloma Cuevas para confirmar a bombo y platillo el romance.

«Con solo un beso, me dijiste todo, me diste la vida», canta el mexicano internacional en uno de sus temas más románticos, y ahora es la revista ‘Semana’ la que lleva a su portada a todo color el beso entre ambos, después de que se mostraran «muy acaramelados durante una cena acompañados por amigos y familia».

Paloma después de separarse de Ponce se instaló en la mansión que se construyeron en la parcela de 3,600 metros cuadrados que les había regalado el padre de ella, el ganadero Victoriano Valencia. De unos 645 metros cuadrados, el máximo que permite la normativa de la urbanización, con piscina privada, a la que se ha trasladado con sus hijas para quedar más protegida de las cámaras tras un sonado divorcio.

La elitista urbanización comenzó a levantarse en los años ochenta, junto a un pinar cercano a Somosaguas que fue recalificado, primero para hacer un campo de golf y posteriormente para destinarlo a uso residencial. La urbanización está estructurada en tres zonas que también evidencian la diferente capacidad adquisitiva de sus habitantes. La conocida como Los Lagos I (hablamos de lagos artificiales, por supuesto) cuenta con chalets y mansiones valoradas en unos 10 millones de euros y por los que se puede pagar un alquiler superior a los 20.000 euros mensuales.

Dado las vidas mediáticas de cada uno: la de la diseñadora y la del cantante, con grabaciones y viajes, todo hace indicar que residirán en sendas viviendas colindantes pero separadas, como ya hicieron otros famosos

Fuente: El Nuevo Diario

Deja tu comentario

Otros Artículos

Botón volver arriba