Internacionales

Lula acusa a Bolsonaro de intentar escapar de la Justicia tras «preparar un golpe»

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, acusó este lunes al exmandatario Jair Bolsonaro de «intentar escapar» de la Justicia tras «preparar un golpe» de Estado para derrocarlo y por el cual está siendo investigado en la Corte Suprema.

Lula participó en la IV Conferencia Nacional de la Cultura, en Brasilia, y durante su discurso, en un marcado tono electoral con vistas a las elecciones municipales de octubre, volvió a referirse a su antecesor en la Presidencia como un «ignorante» y un «mentiroso».

El líder progresista señaló que la manifestación del último domingo de febrero en la que decenas de miles de simpatizantes arroparon a Bolsonaro en São Paulo fue «el acto de un ciudadano que sabe que ha hecho una estupidez al intentar dar un golpe de Estado».

«Ese acto es el de un ciudadano que sabe que va a ser juzgado y que si es juzgado, puede ser encarcelado, y él está intentando escapar» de esa posibilidad, subrayó el actual jefe de Estado.

Insistió en que Bolsonaro, al que se refirió en más de una ocasión como «ese ciudadano», «preparó un golpe» durante las semanas que «estuvo encerrado en casa» tras perder las elecciones presidenciales de octubre de 2022, que venció Lula por un estrecho margen.

Pero Lula cree que al final el líder ultraderechista tuvo «miedo» y decidió «irse a Estados Unidos» para no asistir a su investidura y porque «imaginaba» que los fieles a los que «pagó, organizó y ayudó a financiar» acabarían dando el golpe una semana después.

El gobernante hizo así referencia al conocido como asalto a Brasilia del 8 de enero de 2023, cuando miles de bolsonaristas invadieron y destrozaron las sedes de la Presidencia, el Parlamento y el Supremo para incitar una intervención militar que lo derrocara.

«Eso era lo que estaba diseñado, pero no ocurrió», aseguró Lula.

Los autores intelectuales de la trama golpista están siendo investigados por el Supremo, que autorizó a la Policía Federal retener el pasaporte a Bolsonaro, a quien también le impidió salir del país y ponerse en contacto con otros investigados.

Bolsonaro, capitán retirado del Ejército y cuyo mandato fue de 2019 a 2022, niega cualquier sospecha en relación a la asonada golpista y asegura que está siendo «perseguido» por las autoridades.

Lula ha aumentado en las últimas semanas sus críticas hacia Bolsonaro, quien además se encuentra inhabilitado por abuso de poder en los comicios de 2022.

Según analistas políticos, ello se debe a la cercanía de las municipales, que se asoman como un nuevo duelo entre el progresismo que encarna Lula y la ultraderecha que lidera Bolsonaro.

Las municipales, en las que se renovarán los alcaldes de 5,568 municipios, servirán también como un termómetro de la gestión del Gobierno de Lula casi a mitad del mandato de cuatro años y del ánimo del elector ya de cara a las presidenciales de 2026, a las que el dirigente progresista ya ha insinuado que pretende presentarse.

Fuente: el Nuevo Diario

Deja tu comentario

Otros Artículos

Botón volver arriba