América Latina

Lula niega persecución a Bolsonaro por espionaje ilegal en Brasil

Los investigadores apuntaron a Alexandre Ramagem, jefe de la agencia de inteligencia durante la presidencia de Bolsonaro y ahora diputado por el Partido Liberal (PL) del expresidente

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, negó este martes cualquier persecución contra su predecesor Jair Bolsonaro, cuyo hijo fue blanco de un operativo policial relacionado con una investigación sobre espionaje ilegal.

El mandatario izquierdista fue consultado en una entrevista radial sobre comentarios de Bolsonaro, quien se dijo «perseguido» por el actual gobierno.

«Es una tontería», respondió Lula, en diálogo con la radio CBN de Recife (noreste).

«El gobierno brasileño no tiene control sobre la policía federal, menos aún sobre el sistema de justicia», añadió.

Carlos Bolsonaro, hijo del expresidente y legislador en Rio de Janeiro, fue objeto el lunes de órdenes de allanamiento e incautación por parte de la policía, que investiga un supuesto espionaje ilegal en favor del líder ultraderechista y su círculo íntimo.

El hijo del ex presidente ultraderechista es sospechoso de ser «miembro del núcleo político de la organización criminal» que se habría constituido en el seno de la Agencia Brasileña de Inteligencia (Abin).

Los investigadores sospechan que la agencia utilizó un software israelí llamado FirstMile para espiar a cientos de políticos y figuras públicas durante la presidencia de Bolsonaro (2019-2022).

El martes, Carlos Bolsonaro fue interrogado en la sede de la policía federal en Rio de Janeiro, pero salió sin dar declaraciones a la prensa, constató un equipo de la AFP.

Más temprano, el concejal municipal afirmó en X (antes Twitter) que la audiencia no tenía relación con la investigación de la Abin.

También publicó un video desde su casa, donde dijo que encontró «muchas cosas revueltas» tras el allanamiento.

Durante el operativo del lunes, se encontraba con su padre en una residencia de Angra dos Reis, localidad costera a unos 150 kilómetros de Río, también allanada el lunes.

El jueves pasado, los investigadores apuntaron a Alexandre Ramagem, jefe de la agencia de inteligencia durante la presidencia de Bolsonaro y ahora diputado por el Partido Liberal (PL) del expresidente.

Cuando se le preguntó sobre su confianza en el actual equipo de Abin, Lula respondió: «Nunca estamos seguros».

Dijo tener «gran confianza» en el actual director Luiz Fernando Corrêa, pero advirtió que pronto podría destituir a su segundo, «si se demuestra» que «mantuvo relaciones con el señor Ramagem».

Lula señaló además que espera que la investigación siga su curso, «respetando la presunción de inocencia» y «sin espectáculos pirotécnicos», criticando las ruidosas operaciones policiales de las que también fue blanco en el pasado.

Condenado en 2023 a ocho años de inhabilitación política por «abuso de poder» durante una reunión con embajadores en la que difundió información falsa sobre el sistema de votación electrónica, Bolsonaro ha enfrentado varios procesos judiciales desde que perdió las elecciones presidenciales en octubre de 2022, entre otros por corrupción.

Fuente: AFP

Deja tu comentario

Otros Artículos

Botón volver arriba