Diáspora

Madrid: Declaran culpable homicidio imprudente dominicano mató hermano

MADRID.– Un jurado popular declaró culpable de homicidio imprudente al joven dominicano que mató a su hermano en marzo de 2018 con una escopeta, tras considerar que el disparo fue accidental.

El jurado descartó además que el acusado perteneciera entonces a la banda latina Dominican Don’t Play.

En el veredicto del juicio a Euris Ariel A.C., al que ha tenido acceso Efe, el jurado no considera probado que una discusión sobre la fidelidad a la banda precipitara el disparo en un piso del distrito de Carabanchel, lo que coincide con los testimonios de la madre y la novia del fallecido, quienes destacaron la buena relación entre ellos.

La Fiscalía mantuvo al término de la vista oral la petición de 22 años de prisión para el acusado, además de por homicidio, por un delito de pertenencia a organización criminal y por otro de tenencia ilícita de armas. Este último sí ha quedado acreditado para los miembros del tribunal popular.

Para el jurado, el 4 de marzo de 2018 Euris detonó una escopeta que creía descargada a unos dos metros de distancia de su hermano, pero no lo hizo de manera intencionada, sino que se debió a las lesiones en la mano derecha del acusado provocadas años atrás por un machetazo, unas secuelas que le dificultaron el control del arma.

Entiende que afectó del mismo modo la forma de la escopeta, recortada en cañones y culata, que le restaba estabilidad y la volvía más peligrosa, además de poner en cuestión el indicativo del seguro, que prestaba a la confusión sobre si estaba puesto o no.

Una valoración de los hechos en línea con el criterio de la defensa, que reclamó reducir la pena como mínimo a siete años de cárcel por tenencia ilícita de armas y por homicidio imprudente, al entender que la mano lesionada y la escopeta recortada aumentaron el riesgo de un tiro accidental.

Señala igualmente probado el jurado que fue el fallecido quien llevó a la vivienda de los hechos el arma homicida dentro de una mochila, en cuyas asas, según aseguraron agentes de la Policía Científica, había muestras de ADN de la víctima.

El veredicto indica que ha quedado demostrado que Euris Ariel se marchó previamente a Francia para vivir con su madre, encontrar un trabajo y alejarse del entorno de la banda latina en el que se había movido, antes de regresar a Madrid para comparecer en un juicio.

Respecto a las imágenes de la noche anterior a los hechos en la fiesta de cumpleaños de un amigo, almacenadas en su teléfono móvil , el jurado considera que ni los gestos ni la vestimenta del acusado se relacionan con los de los Dominican Don’t Play.

El abogado defensor, Jaime Sanz de Bremond, ha querido agradecer el veredicto “detallado, coherente y ordenado” en sus motivos del jurado de un juicio en la Audiencia Provincial de Madrid que ha quedado visto para sentencia.

Fuente: Al Momento 

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba