Justicia

Mañana conocerán coerción a policías acusados de muerte de abogado

La Fiscalía del Distrito Nacional depositó la solicitud de medida de coerción contra los dos agentes de la Policía Nacional que supuestamente provocaron la muerte de un abogado tras arrestarlo a principios de este mes en Las Caobas, Santo Domingo Oeste.

En ese sentido, la Oficina de Atención Permanente de Santo Domingo Oeste fijó para mañana a las 9:00 de la mañana el conocimiento de la medida de coerción contra el capitán Alejandro Montás Arias y el cabo Luis Vargas Moreno, imputados por alegadamente cometer homicidio involuntario en perjuicio del jurista Argenis Martínez Grullón.

El Ministerio Público solicita que se le imponga como medida de coerción prisión preventiva por considerar que los policías no presentan ningún tipo de arraigo y la pena que se le impondría por el hecho ser significativa y relevante.

Para mañana también, la esposa del fallecido Argenis sostendrá una rueda de prensa junto al presidente del Colegio de Abogados (CARD), Miguel Surun Hernández, quien ha sido enfático en que se haga justicia por la muerte del jurista.

Los agentes policiales Alejandro Montás Arias y Luis Vargas Moreno fueron suspendidos por cometer faltas en el protocolo de detención y conducción del abogado, según informó el vocero del cuerpo del orden, coronel Frank Félix Durán Mejía.

El Ministerio público ha dado a este caso la calificación jurídica provisional de homicidio involuntario, establecido en los artículos 295 y 319 del Código Penal.

El artículo 319 indica que “el que por torpeza, imprudencia, inadvertencia, negligencia o inobservancia de los reglamentos, cometa homicidio involuntario, o sea causa involuntaria de él, será castigado con prisión correccional de tres meses a dos años, y multa de veinte y cinco a cien pesos”.

El informe del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) determinó que el abogado murió por asfixia mecánica por compresión toraco-abdomen, es decir, el mecanismo de muerte fue insuficiencia respiratoria y que la forma de producirse fue rápida.

El caso salió a relucir tras la circulación de un video grabado con un celular que captó el momento en que Argenis Martínez se resistía a ser arrestado, por lo que los agentes se le subieron encima, le pisaron las manos y lo esposaron.

Fuente: El Caribe

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba