Judiciales

Mano derecha de Jean Alain en la Procuraduría no figura entre acusados del caso Medusa

Rafael Stefano Canó Sacco está detenido en España, luego de escapar por la investigación

Rafael Stefano Canó Sacco, quien era señalado como mano derecha del exprocurador Jean Alain Rodríguez, no aparece dentro del listado de personas y empresas que fueron acusadas formalmente por el caso Operación Medusa.

De acuerdo con las informaciones extraoficiales, el Ministerio Público podría estar negociando con Canó Sacco a fin de utilizarlo como testigo para probar la investigación, que, de antemano, ha sido calificada como «sin precedente».

¿Quién es Rafael Canó Sacco?

Era jefe de gabinete en la gestión de Jean Alain Rodríguez y estaba prófugo desde junio del 2021 por su vinculación al entramado de corrupción que funcionaba en la Procuraduría General de la República (PGR) y que fue desarticulado mediante la Operación Medusa.

Luego fue apresado en España por la Interpol en octubre del año pasado, desde entonces, la Procuraduría General de la República asegura que este está en proceso de extradición, aunque se ha rumorado que esto podría ser una estrategia para protegerlo.

Canó Sacco era objeto de una orden de detención emitida a través de la Interpol, debido a su evasión de la investigación judicial activada en su contra por el hecho de actuar junto a Jean Alain Rodríguez y otras personas para defraudar al Estado con distintas maniobras para la sustracción de fondos provenientes de la Procuraduría, en beneficio propio y de terceros vinculados, así como de incurrir en prácticas para encubrir sus acciones ilícitas, detalla un comunicado del Ministerio Público.

La Pepca le imputa a Rafael Canó Sacco el haber sacado provecho económico del Plan de Humanización del Sistema Penitenciario.

“Canó Sacco, prevaleciéndose de su posición de jefe de gabinete, benefició a través de la empresa Soluciones Integradas Mazur Báez, EIRL, a su socio Daniel Elías Manzur Báez, mediante órdenes de compra por millones de pesos que fueron emitidas por la PGR, configurándose una estafa agravada”, estableció la Pepca.

Una testigo afirmó al Ministerio Público que “Soluciones Manzur no prestó ningún servicio, pero cobró aproximadamente RD$ 50,000,000 y que a ella le hicieron repetir la solicitud de pago como cuatro o cinco veces, porque ellos siempre querían algo diferente”.

La Pepca dice que Canó y Rodríguez Imbert tenían incidencia directa respecto al manejo irregular para la escogencia de las empresas que ganaban licitaciones, teniendo la función el señor Rafael Mercedes Marte, quien era encargado del Departamento de Contabilidad, de calcular y recoger cantidades de dinero en efectivo, que eran llevados en bultos a su oficina y luego entregados al director general Administrativo de la Procuraduría.

FUENTE DIARIO LIBRE

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba
¿Quieres recibir avisos de nuevas noticias?    OK No Gracias