Deportes

Manuel Mota dueño de uno los “swings” más dulces del béisbol

En las emisiones de la “Amalgama de Colores en la Pelota” y en la “Revista M&B”, la pregunta más frecuente que los fanáticos le hacían a Max Reynoso, Max Álvarez y Billy Berroa era esta: ¿Quién es mejor; Manuel Mota o Mateo Alou?

Los argumentos eran variados, pero Reynoso lo remataba con la respuesta: “Mota tiene el swing más dulce”.

El 2 de septiembre de 1976, vistiendo la franela de los Dodgers de Los Ángeles, Manuel Mota impuso una nueva marca de hits como emergente con 145, al conectar un sencillo contra Lynn McGlothin, de los Cubs de Chicago.

Manuel, el rey de la eterna juventud así lo define Steve Garvey al ver a Manny comentó: “Nunca envejece”,

Mota terminó con 150 hits como emergente, una marca que se mantuvo hasta que Lenny Harris lo superó en 2001.0

Mota fue un excelente bateador de contacto con un promedio de por vida de .304.

El jardinero también jugó 20 temporadas en la Liga Dominicana con Escogido y Licey. Una muestra de consistencia.

Mota es el líder de todos los tiempos en promedio de bateo en la Lidom con .333. También fue un manager exitoso.

Apodado “El Chory” en su juventud cuando jugaba para los Salesianos en el colegio Don Bosco, significaba algo como Shorty o Pee Wee.

En 1956, Mota jugaba para la Aviación Militar Dominicana donde los escuchas lo observaron por primera vez. El conjunto de la Aviación lo patrocinaba Ramfis Trujillo, hijo del dictador Rafael Trujillo. Varios otros futuros jugadores de las grandes ligas también estaban en el equipo como Juan Marichal y Mateo Rojas Alou.

El 21 de febrero de 1957, los Gigantes de Nueva York firmaron a Mota, que había cumplido 19 años tres días antes. Los Gigantes fueron los primeros en reconocer la riqueza del talento en América Latina, comenzando en Puerto Rico y luego extendiéndose a la República Dominicana. Uno de sus caza talentos fue Alex Pómpez.

Horacio Martínez, quien había jugado el campocorto para Pómpez, con los Cubans Sugar en las Ligas Negras era entrenador del Escogido y además escucha de los Gigantes y firmó al Chory por US$ 400 dólares.

Manuel Mota es un ejemplo para la sociedad y el béisbol.

Bienvenido Rojas -Diario Libre

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba