Justicia

Más de 88 personas han muerto por la fuerza de seguridad del Estado este año

En lo que va de año han ocurrido más de 690 homicidios, de los cuales 88 se atribuyen a las fuerzas de seguridad del Estado, de acuerdo a datos del último informe de Observatorio de Seguridad Ciudadana que emite el Ministerio de Interior y Policía.

El caso más reciente de personas caídas por las fuerzas del Estado ocurrió la madrugada del pasado jueves en Capotillo, cuando agentes de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) realizaban un operativo y mataron a dos hombres en un hecho aún no esclarecido.

Los residentes en el barrio en donde ocurrieron los hechos, aseguran que las víctimas, identificadas como Porfirio Sánchez Estévez y Hansel Arias Cornielle, eran personas de trabajo, y que cuando fueron ultimados se preparaban para comercializar piñas en el Mercado de la avenida Duarte.

En cambio, la versión preliminar que maneja el organismo antidrogas es que sus oficiales junto a efectivos de las Fuerzas Armadas y miembros del Ministerio Público, abandonaban la barriada luego de realizar un operativo cuando fueron atacados a tiros desde la azotea de un edificio y se armó un tiroteo en la que fueron ultimados los dos hombres y otros resultaron heridos.

Aunque no se ha informado de ningún arresto por los hechos, la DNCD informó que designó una comisión para determinar las circunstancias en que ocurrieron los hechos.

El procurador general de la República, Jean Alain Rodríguez, instruyó a la fiscal del Distrito Nacional, Rosalba Ramos, para investigar los trágicos hechos.

La magistrada Ramos inició las indagatorias con los interrogatorios a varias personas para establecer responsabilidades y someter a los responsables, dijeron a través de una nota de prensa.

Uno de los heridos podría quedar paralítico

Uno de los heridos en el tiroteo en el barrio Capotillo podría quedar paralítico, en caso de que sobreviva, según dijo el doctor Julio Jiménez, del Hospital Ney Arias Lora, donde está recluido Neifi de Jesús Sena Pérez, de 18 años, con una herida de proyectil de arma de fuego que penetró por la cabeza y se aloja en el tórax, durante el hecho en que dos comerciantes murieron.

Aunque el galeno dijo que es muy pronto para dar ese diagnóstico, revela que el paciente tiene un trauma vértebro-medular, que podría tener consecuencias en ese sentido. Sostiene que la condición de Sena Pérez es de cuidado.

En tanto, Marino Sánchez, otro de los heridos en Capotillo y que permanecía en el Hospital Francisco Moscoso Puello fue dado de alta por los médicos que le atendían. En ese centro permanece recluido Juan de Jesús Reyes, con una herida en el tórax.

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba