Justicia

Mensajero muerto de un disparo en la 27 de Febrero dejó dos huérfanas

El mensajero que el lunes resultó muerto a tiros por un chofer de la empresa Caribe Tours dejó en la orfandad a dos niñas de dos años y cinco meses, respectivamente.

Melvin García Almonte, de 23 años, quien fue ultimado en la intersección de las avenidas 27 de Febrero y Máximo Gómez por Jorge Félix Castillo Hobal, de 42, era un hombre de trabajo y padre ejemplar, según su viuda, Ramona Morel.

“Ese es un asesino, dejó a dos niñas chiquitas huérfanas”, dijo María Almonte, tía del occiso, durante el velatorio en su humilde vivienda del Sector Aras Nacionales en Santo Domingo Norte.

En medio de llanto pidieron que se aplique todo el peso de la Justicia a Jorge Félix, de quien dicen actuó de forma abusiva al cometer el hecho.

Afirman que de acuerdo con la información que les ha llegado su pariente se detuvo sin intenciones violentas para debatir sobre un roce ocurridos minutos antes entre la motocicleta y el autobús sin pensar que hallaría la muerte.

Deploran que Félix Castillo portara un arma ilegal, situación que consideran no debió ser permitida por la empresa Caribe Tours.

Los restos de García Almonte fueron sepultados la tarde de ayer en el cementerio de la comunidad Hacienda Estrella, Santo Domingo Norte.

En tanto que Castillo Hobal permanece detenido a la espera de que le sean conocidas medidas de coerción.

Fuente: Diario Libre

Comentarios para este artículo

Etiquetas
Mostrar más

Otros Artículos