Cartas del Lector

Mentira Punta Catalina

Señor director:
Nueva vez constatamos que la CDEEE y el Gobierno mienten y hacen falsas promesas sobre Punta Catalina. Lo peor de todo es la total oscuridad que mantienen a este proyecto.

El Comité Nacional de Lucha contra el Cambio Climático (CNLCC) brinda mediante la presente comunicación una explicación técnica de lo sucedido el sábado en Punta Catalina, para que el público sepa qué exactamente está pasando en la más importante obra de toda nuestra historia.

Es un reporte independiente que expone la realidad tal como es. Lo reportado es que la primera planta de Punta Catalina no generó electricidad y no podía hacerlo, pese a los anuncios hechos por la CDEEE y el Gobierno.

Las autoridades están forzando el arranque de Punta Catalina por fines politiqueros y demagógicos. Intentan que se produzca un prendión antes y/o durante el discurso del presidente Danilo Medina, aún a riesgo de los equipos de esta planta. Finalmente, la terminación de Punta Catalina y que la electricidad que esta genere llegue a los hogares dominicanos, dependerá de que el Gobierno le pague US$708 millones que Odebrecht reclama en supuestos sobrecostos mediante arbitraje interpuesto en la corte internacional de Nueva York.

Insistentes rumores aquí y en EUA, refieren que este laudo arbitral ya se produjo en contra de la República Dominicana, lo que reforzaría aún más el secuestro de Punta Catalina de parte de Odebrecht.

El ministro de Hacienda, Donald Guerrero, en respuesta al CNLCC que había asegurado que la terminación y la entrada de la electricidad de Punta Catalina dependía de que se le pague a Odebrecht US$708 millones de sobrecostos que reclaman, aseguró que el sábado 23, la primera planta de este proyecto sería encendida y que aportaría de inmediato 40 megavatios al Sistema Nacional de Electricidad Interconectado (SNEI).

Después de intentarlo durante todo el día, lograron llevar la turbina de la planta número uno de Punta Catalina, a 3,600 R.P.M., entre las 4 y la 5 de la tarde, pero sin carga o al vacío. Después de alrededor de 30 a 40 minutos de funcionamiento, apagaron la turbina.

La planta operó con gasoil y no con carbón mineral al igual que en las otras pruebas realizadas. La próxima ocasión que hagan funcionar la turbina, tendrán que regular su velocidad y estabilidad mediante pruebas, antes de sincronizar la planta que es una condición imprescindible para aportar electricidad al SENI.

Atentamente,

Enrique de León,

Vocero del CNLCC.

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Ver también
Cerrar
Botón volver arriba
¿Quieres recibir avisos de nuevas noticias?    OK No Gracias