Entretenimiento

Milagros Germán sobre su mascarilla: “No es photoshop”

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- La Oficina de la Dirección de Comunicaciones del Gobierno de República Dominicana (Dicom) publicó una fotografía en su cuenta de Instagram donde la directora de la entidad Milagros Germán, sostenía una reunión en su despacho, pero algo llamó la atención de los internautas, su mascarilla que parece superpuesta con photoshop.

El tapabocas, de un llamativo color azul captó el interés de los seguidores por parecer un “fallido intento” de photoshop, con el propósito de dibujarle una sobre su rostro en momentos donde el uso de este accesorio se hace indispensable para mermar los contagios de coronavirus.

La comunicadora se defendió en su cuenta de Twitter, aclarando que no se trata de photoshop.

“Pues no es photoshop. ¿Verdad que es bonita?”, respondió German un seguidor que cuestionaba incrédulo y sarcásticamente si en efecto la mascarilla de Germán se trataba de un mal diseño.

En la publicación que realizó la Dirección de Comunicaciones, los comentarios no se hicieron esperar y los internautas al notar el detalle inmediatamente emitieron su parecer. Tal es el caso del usuario que figura bajo el nombre de @robinson_aguiler quien escribió “Un detalle algo fuera del contexto: La mascarilla de Milagro “parece” hecha en Photoshop”.

Starling Novas Jr., Director de Marketing & Comunicaciones y diseñador gráfico, comentó a El Nuevo Diario que en la fotografía se pudieron hacer dado “dos casos”.

“Yo veo dos casos, el primero es que la mascarilla pudiera ser blanca y el diseñador quiso ponerla azul, pero debemos tener mucho cuidado cuando queremos retocar colores, y lo segundo es que puede ser que no tuviera mascarilla y quisieron hacer un montaje. Yo me voy más porque es falsa porque se ve que fue un montaje”, expresó Novas.

Asimismo, Jennifer Cuesta, publicista y diseñadora gráfica, añadió “La mascarilla está montada. Eso es lo que parece”.

El nuevo diario

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba