Justicia

Ministerio Público persigue fabricantes de bebidas alcohólicas adulteradas

La Procuraduría Especializada de Crímenes y Delitos Contra la Salud (Pedecsa), junto a otros organismos gubernamentales, informó que persigue a los fabricantes y distribuidores de bebidas alcohólicas adulteradas o de fabricación ilegal en el país.

El titular de esa entidad, Rafael Brito Peña, dijo que a raíz de las muertes ocurridas recientemente por el consumo de ese tipo de bebidas han abierto una investigación a profundidad.

“Cuando decimos a profundidad es que estamos persiguiendo la fuente de suministro de estas bebidas alcohólicas. Realmente hemos tenido incidentes en el Distrito Nacional, el municipio Santo Domingo Oeste, de la provincia Santo Domingo, así como en Bonao y Navarrete”, dijo Brito Peña.

Explicó que, en el marco de las investigaciones, el Ministerio Público ha realizado allanamientos en los que ha arrestado a varias personas en distintas localidades de Bonao, Santo Domingo Oeste y en el Distrito Nacional, además de que han procedido con el cierre de varios negocios, indicó un comunicado de prensa.

Declaró que un equipo se encuentra en la ciudad de Barahona donde fue desarticulado, producto de un allanamiento, un laboratorio clandestino o destilería, donde fueron ocupados de 20 a 30 tanques de 55 galones del producto.

El Ministerio Público trabaja conjuntamente con otras agencias del Estado, como el Ministerio de Salud Pública, la Policía Nacional y el Ministerio de Defensa, detalló el magistrado Brito Peña en una nota de prensa.

El procurador para delitos contra la salud destacó que las investigaciones marchan bien y que oportunamente estarán en condiciones de dar detalles conclusivos.

“Hasta este momento las investigaciones avanzan de manera positiva; van dejando resultados que tienden a desarticular los grupos que están colocando este tipo de alcohol ilícito en el mercado”, precisó.

Dijo que la ingesta de ese tipo de bebidas es lo que ocasionado los decesos de personas, conforme a los informes preliminares, en especial por el efecto del metanol.

Peña Brito indicó que el metanol es un alcohol metílico no apto para el consumo, que es usado para la industria como disolvente de pinturas y otros usos industriales, pero que cuando la persona lo consume es mortal casi de forma instantánea.

En ese sentido, expresó que el metanol parece que ha sido añadido a algunas botellas de bebidas alcohólicas de marcas reconocidas en República Dominicana, mediante el rellenado.

“Aunque la etiqueta se refiere a determinada marca, pero el producto que contiene no corresponde a esa marca y entonces está la presencia de metanol”, agregó.

En otros casos se trata de comercialización irregular de marcas no autorizadas que se ofertan a bajos precios, pero con los conocidos efectos fatales para la salud y la vida.

Fuente: DL

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba