Nacionales

Ministra de Juventud dice buscan lograr un ministerio funcional

Proyectos. Trabajan en coordinación con otras dependencias del Estado. Propósito. Suplir las demandas de la juventud dominicana y darle la oportunidad de crecer.

SANTO DOMINGO.-Pese a las limitaciones presupuestarias en las que se desenvuelve el Ministerio de la Juventud, su ministra, Luz del Alba Jiménez, informó que estudia en coordinación con otras entidades públicas la implementación de programas que mejoren las oportunidades de trabajo, inversión, emprendimiento y capacitación de los jóvenes dominicanos.

“Desde el Ministerio de la Juventud vemos una oportunidad para que cada joven tenga las herramientas para trabajar y estudiar y aspiramos a que la percepción negativa que algunos tienen de los jóvenes pueda cambiar”, dijo Jiménez.

Uno de estos proyectos son las denominadas casas de la juventud, definidas por Jiménez como la descentralización del Ministerio.

Indicó que en la cotidianidad son los jóvenes los que tienen que ir al Ministerio, pero que pretenden que sea lo opuesto.

La meta es que en cada municipio del país exista una Casa de la Juventud y que funcione a la vez con un voluntariado compuesto por los jóvenes que han sido favorecidos con algún tipo de capacitación directa o indirecta a través de las becas que canaliza la entidad.

En consecuencia, se pretende construir diez casas de la juventud solo durante este año 2021 en coordinación con el Instituto Nacional de la Vivienda, las cuales se sumarían a nueve ya existentes, que deberán ser remozadas, pues fueron encontradas en mal estado y sin funcionar óptimamente.

Característica común
Cada uno de los proyectos pautados a desarrollarse por el Ministerio de la Juventud coinciden en que serán desarrollados con la participación de otra entidad pública.

“Esto debido, en esencia, a como dijimos antes, la limitación presupuestaria”.

Para el año 2021 la Ley general de Presupuesto de la Nación concibió otorgarle la suma de 660 millones de pesos, de los cuales una gran proporción (RD$339 millones) serán destinados a transferencias corrientes del sector privado, acápite que corresponde al pago de becas.

El monto restante es dividido entre pagos de remuneraciones y contribuciones, servicios básicos y pago de alquiler, pues el lugar donde opera el Ministerio no es propio.

“Solo entre agosto y diciembre del año pasado el Ministerio de la Juventud llegó a pagar unos 400 millones de pesos en becas como parte de la aplicación de políticas de continuidad del Estado.

En estos momentos nos encontramos haciendo una depuración del listado de becados”, aseguró Jiménez.

Informó que busca negociar con el Ministerio de Educación Superior Ciencia y Tecnología para que el costo sea asumido por ellos y en La Juventud solo se canalicen las becas.

Criticó el hecho de que para muchas personas el Ministerio de la Juventud solo es uno que entrega becas y realiza un reconocimiento anual a jóvenes destacados y enfatizó que la institución está llamada a ser la gestora de políticas que beneficien a los jóvenes del país.

Unidad de análisis
Eso será logrado en parte con la puesta en funcionamiento de una unidad de análisis de datos que permita obtener los registros de las necesidades de la juventud, pues salvo algunos estudios esporádicos, el Ministerio de la Juventud no cuenta con una dependencia estadística.

Empleo y capacitación
Entre los programas para incentivar el primer empleo entre los jóvenes, Jiménez informó que coordinará, junto a los ayuntamientos y el Ministerio de Trabajo, la creación de una base de datos que permita diagnosticar las necesidades laborales de cada comunidad.

Dicho banco de datos proporcionará a los empresarios instalados en las distintas zonas del país contar un muestreo actualizado de los talentos disponibles.

“Queremos lograr que a las empresas que se instalen en esas zonas se les exija un porcentaje de jóvenes entre sus colaboradores y la idea es que puedan elegirlos desde ese banco de datos.

También hemos propuesto la creación del voluntariado para los jóvenes que se gradúan de las carreras universitarias a fin de que puedan hacer su pasantía en el Estado a través del programa Insértate”, informó la funcionaria.

Otro de los proyectos, ya en funcionamiento, es el de Puntos Tecnológicos, consistente en canalizar becas para carreras tecnológicas cortas junto al Instituto Tecnológico de las Américas. Planean en lo que resta de año suministrar unas 10,000 becas en ese sentido que estarán centradas en las ciencias, la tecnología y las humanidades.

El Ministerio de la Juventud ha sido criticado con reiteración por sectores que consideran no es necesaria su existencia.

En respuesta a los que así piensan, Jiménez argumenta que es imposible que la mayor cifra de ciudadanos no tenga una entidad que regule y de seguimiento a las políticas que les vinculan.

Recalca que parte de su compromiso es lograr un ministerio funcional donde los jóvenes tengan un medio al que acudir para lograr impulsar sus proyectos personales.
Relató que en los meses que tiene al frente del Ministerio ha hecho un levantamiento para solucionar los problemas de los jóvenes dominicanos.

“Me habría gustado que los brazos del Ministerio llegaran al Almirante mientras crecía, que mi barrio pudiera tener una entidad donde se pueda tocar la puerta y encontrar una solución, y con eso en mente, estamos trabajando”, declaró Jiménez.

Algunos programas

—1— Limpia vidas
Buscará alcanzar a los limpia vidrios en coordinación con la DNCD.
—2— Tecnológicos
Puntos Tecnológicos pretende capacitar en cursos cortos en el área de la tecnología junto al ITLA.
—3— Voluntariado
Los jóvenes beneficiados por el Ministerio de la Juventud conformarán un voluntariado en sus comunidades.

 

Fuente: El Dia

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba