Justicia

Misioneros canadienses abusan sexualmente de menores en Jarabacoa

Una mujer de Jarabacoa, La Vega, denunció que Adam Eric Pepper y Tracce Lynne Pepper, misioneros canadienses abusaron sexualmente de su hijo de nueve años de edad. “Yo lo conocí a ellos aproximadamente hace 4 años, que ellos están visitando a mi casa porque ellos ayudaban mucho a mi niño económicamente, a mí misma como su madre”, dijo a Nuria Investigación Periodística.

La pareja de esposos apadrinaba los estudios del menor y  contrató a la madre como servicio doméstico para ir dos veces por semana a limpiar la casa y afirmó que “nunca vi nada raro”.

Eso fue hasta la primera semana de abril, cuando el padrastro del niño, verificando el celular que Adam Pepper le había regalado a la madre del menor, se encontró con una evidencia de la desgarradora, traumática, desagradable, asqueante e indignante situación que estaba viviendo el pequeño. “Un video donde él estaba masturbando al hijo mío”, manifestó la mujer.

“Para mí eso fue algo como, que yo no sabía cómo entenderlo. Porque en primer lugar, si no veo el video, no lo creo, porque esas personas para nosotros eran personas de confianza”, señaló la abuela del menor.

El 4 de abril, la madre del niño interpuso formal denuncia contra Adam Eric Pepper y Tracce Lynne Pepper ante la Unidad de Atención a Víctimas de Violencia Intrafamiliar, de Género y Abusos Sexuales de La Vega, indicando que los acusados, al parecer, estaban acostumbrados a agredir sexualmente a su hijo menor, tocándole sus genitales y, al mismo tiempo, lo grababan para ponerlo en las redes sociales. “Según el niño dice, esto estaba pasando desde que el niño tenía aproximadamente 8 años”, precisó.

“Ellos lo amenazaron mucho a él con decirle que a él lo iban a meter preso si él enseñaba eso y que a mí me podían matar”, señaló.

La procuradora fiscal de La Vega, Aura Luz García, explicó que “el Ministerio Público, inmediatamente, cuando se pone en contacto a través de esa denuncia y esos elementos de prueba, inmediatamente despliega la investigación que amerita ese tipo de conductas”.

“El día del Viernes Santo pasó eso. El esposo mío lo vio el sábado en la noche. Entonces el domingo en la mañana lo llevó,  como en eso de la 3 de la tarde se apareció la magistrada aquí con un grupo de policías del DICRIM”, apuntó la mamá del niño abusado.

Durante el allanamiento, fueron incautados celulares, tablets, cámaras, memorias USB y varios aparatos electrónicos, quedando todo en manos del Ministerio Público. “Desde que eso pasó nosotros no nos hemos dejado mover un minuto”, destacó la madre del menor que aportó como elemento de prueba el pantalón que tenía el niño el día de la grabación del video.

De inmediato, las autoridades iniciaron las evaluaciones psicológicas al niño, que permitieron dar con otro caso de indignante abuso. ”En esas declaraciones que da el niño a la psicóloga vincula a otra niña”, declaró la fiscal titular de La Vega.

Nuria Investigación Periodística fue a la casa de la familia de la otra víctima, una niña de apenas 11 años de edad, para conversar con ellos, pero se negaron refiriéndonos a su abogado, Iván Durán, quien tampoco quiso ofrecer la entrevista alegando que no quería entorpecer las investigaciones que el Ministerio Público está llevando a cabo.

“Esa niña participaba con ellos, igual que el mío. Llegó a dormir con ella en la casa de ellos”, reveló la madre del niño abusado. Mientras, la abuela expresó que “supuestamente la llevaban donde había más hombres para grabarla, porque supuestamente no la penetraban, pero la manoseaban, que es un abuso como quiera”.

La madre del menor detalló que los canadienses estaban haciendo un ministerio para ayudar a los niños. Se trata de Heart of Homes, una organización creada por la pareja, según su página web, para ayudar a niños en riesgo de desnutrición, baja educación, abuso y trata a través de estudios bíblicos y visitas domiciliarias para, supuestamente, entre comillas “alentar, capacitar y orientar a la unidad familiar”.

“De Tracee me duele que venía a embullarnos a nosotras, aquí a la casa, a jugar con nosotras, a hablar para que Adam estuviera haciendo lo que le daba la gana con el niño en la casa. Entonces eso yo no se lo puedo perdonar”, sostuvo la abuela del menor.

Antes de crear su propia entidad de ayuda, los canadienses recibieron el respaldo de “Commission To Every Nation”,  una organización, con sedes en Texas, Estados Unidos, así como en Canadá, y que ayuda económica y espiritualmente a 745 misioneros en 65 naciones a, entre comillas, “cumplir la visión única que Dios les ha dado”, fundada en 1994. Su máximo líder es el reverendo Richard F. Malm, pero Tracee y Adam Pepper recibieron el apoyo a través de Dick y Birdie Johnson, miembros del servicio pastoral de la mencionada entidad y una pareja con casi 50 años de casados, que durante 35 años sirvieron como misioneros en Puerto Rico, Estados Unidos y México.

Nuria Investigación Periodística les solicitó, vía telefónica, una entrevista para que fijaran posición en torno al caso de la apreja que estaba bajo su tutela y explicaran cuales requisitos deben cumplir los misioneros que les solicitan ayuda y si tienen alguna metodología para supervisar y dar seguimiento a las acciones que estas personas llevan a cabo en los países a los que acuden. “Por ahorita no, porque estamos comunicándonos acerca de la situación. No le voy a decir ninguna palabra acerca de eso porque estamos todavía en comunicaciones. Entonces, le voy a apagar el teléfono, por ahora”, dijo Dick Johnson.

La organización ha eliminado de su página web el el perfil que los acusados tenían para recibir donaciones.

Cabe destacar que solo en 2019, Commission To Every Nation recibió más de 19 millones de dólares en donaciones, de los cuales se destinaron 5 millones  a América Latina y El Caribe, como consta en su declaración de organización exenta de impuestos sobre la renta.

Mientras, el menor y su familia sufen el impacto del abuso cometido por estos misioneros. “Ese niño nos dijo a nosotras, a su mamá, a su tía y a mí, mamá, y ahora que yo soy. Yo le digo mi amor cómo que qué tú eres? Y él dice sí, porque ya yo estuve con Tracee y con Adam, yo no sé lo que yo soy. Entonces, como usted cree que yo puedo ver la cara de Tracee, no puedo”, afirmó la abuela.

Los familiares consideran que el abuso es doble debido a que ambas víctimas poseen condiciones especiales. En el caso de la niña de 11 años es huérfana de madre desde los dos años de edad y creció con sus tías y su abuela, lo que la coloca en una situación de vulnerabilidad y el niño tiene Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad, conocido como TDAH. Las personas que tienen esta condición pueden tener problemas para prestar atención, controlar conductas impulsivas y son demasiado activos.

“El problema que ellos se aprovecharon porque nosotros no tenemos dinero. Pero yo les voy a decir la verdad, es mejor que el niño sea un loco, que nosotros lo amarremos, y no que estuvieran dándole dinero y poniéndolo más peor, porque ellos nunca nos ayudaron. Ellos nos desayudaron”, valoró la abuela.

Mientras, la madre estableció que “Adam quería decir que él tenía lo mismo y que por eso él podía dominar el niño, como él sabía, porque él tenía ese mismo problema. Como yo soy una madre bruta, no sé de qué se trata”.

Y a esto se suma el estigma que los niños y sus familiares sufren en su entorno, donde no siempre encuentran apoyo y empatía.“La comunidad de Palo Blanco lo que quería era recaudar firmas para que a ellos lo liberaran, porque ellos ayudaban a mucha gente”, lamentó la tía de la víctima.

La procuradora fiscal de La Vega dijo que “en la medida de coerción que solicitó el Ministerio Público fue de 18 meses y la declaración del caso complejo y el juez, con los elementos de prueba que nosotros aportamos, entendió pertinente emitir o acoger esa solicitud que nosotros hicimos”.

Adam Eric Pepper actualmente está cumpliendo prisión preventiva en la Cárcel Pública de La Vega, mientras que su pareja Tracce Lynne Pepper recibió otra medida debido a que posee aproximadamente 2 meses de embarazo. “A la esposa, Tracee, a ella le impusieron arresto domiciliario y la colocación de un grillete electrónico”, señaló. Mientras se cumplen las formalidades para la aplicación del dispositivo, la acusada está privada de libertad.

“Espero que ella también pague lo mismo, porque ella también fue tan culpable como él”, sostuvo la madre del menor.

El órgano de justicia asignó al caso la calificación jurídica de violación a varios artículos del Código Penal, modificado por la Ley 24-97, sobre Violencia de Género e Intrafamiliar, el Código para la Protección y los Derechos Fundamentales de los Niños, Niñas y Adolescentes (Ley 136-03), así como a las disposiciones de la Ley 53-07, sobre Crímenes y Delitos de Alta Tecnología.

La fiscal titular de La Vega señaló que “si vamos a hablar de agresión sexual, que es uno de los delitos que se le imputan en esa condiciones, tienen penas de hasta 10 años. Hay mucha probabilidad de que en este caso también haya lo que le llaman la pornografía infantil, que es un delito transnacional.”

La Policía Nacional de la República Dominicana y la Policía Canadiense firmaron, en agosto de 2020, un acuerdo para perseguir la depredación sexual infantil a través de internet. Ambas naciones se comprometieron a coordinar y ejecutar investigaciones conjuntas e intercambio de información sobre sospechosos, para ayudar en la identificación de niños víctimas y la protección de los derechos de los niños víctimas durante y después de las investigaciones, así como también compartir conocimientos y formación en la prevención y la lucha contra los delitos contra los niños.

“Si podemos identificar en el desarrollo de la investigación que también hay trata de personas o pornografía infantil, así como también comercialización infantil, podríamos estar hablando de una pena de hasta 20 años”, advirtió Aura Luz García.

Por su lado, la tía del menor planteó que “parece que ellos mandaban esos videos. Era lo que uno puede pensar porque no sé qué. Eso decían los niños que yo lo grababa si se iban a bañar y todo, entonces para algo lo hacían.

El Ministerio Público está profundizando las investigaciones. “Todos esos niños con los cuales han estado en contacto con esa pareja de esposos, tenemos que explorar, para identificar si fueron abusados o no y descartar en caso de que no hayan sido tocados, pero nos corresponde explorar esa posibilidad”, destacó la fiscal titular de La Vega.

Fuente: N Digital 

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba