Diáspora

Niegan permanencia en EEUU a niña dominicana con leucemia linfoblástica

NUEVA YORK._ Las autoridades migratorias de Estados Unidos negaron una visa humanitaria de permanencia en Nueva York, a la niña dominicana Elizabeth Vásquez, de 11 años de edad, que sufre de leucemia linfoblástica aguda infantil y requiere recibir quimioterapia con frecuencia.

Ella y su madre Arleny Vásquez están en Nueva York, donde esperaban permanecer hasta que terminara el proceso de unos tres años, con el respaldo del hospital infantil Montefiore, que acogió el caso, pero inmigración le otorgó una visa única de entrada por seis meses.

Ambas están pidiendo la intervención de líderes y legisladores dominicanos para que las ayuden a que se cambie la categoría de la visa.

De lo contrario, cada vez que necesite la quimioterapia, la niña tendrá que volver al consulado americano en Santo Domingo para que le renueven la entrada a Estados Unidos.

Hasta ahora, el Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCS), no ha respondido a requerimientos sobre el caso, a pesar de que el hospital garantiza que el tratamiento será gratuito.

La niña dijo que quiere quedarse en Nueva York, porque aquí es donde la van a curar.

La madre dijo que la niña tiene un tipo de cáncer que hace que la médula ósea produzca -linfocitos inmaduros en exceso, un tipo de glóbulo blanco.

Añadió que en la República Dominicana es imposible que los pobres puedan costear la quimioterapia, cuyo costo es de cientos de miles de pesos, aparte de miles más para comprar las inyecciones y las medicinas que necesita.

El tratamiento de tres años que le ofrece el hospital incluye la quimioterapia y la cobertura completa de sus medicamentos.

Joseph Occhipinti, director de la organización National Police Defense Foundation, confirmó que inmigración le dio a la niña entrada de seis meses Estados Unidos.

Los médicos que la tratan mostraron su preocupación, diciendo que la niña debe estar en contacto permanente con el hospital y cerca, para en caso que de sufra una infección o colapse, se le pueda atender con prontitud.

“Me preocupa mucho porque regresar a Santo Domingo sería como empezar de nuevo”, dijo la madre.

Relató que todos los niños diagnosticados en la fecha de Elizabeth, murieron.

Por Miguel Cruz Tejada

Comentarios para este artículo

Mostrar más

Otros Artículos