Reporte Ciudadano

Niños cruzan calle corriendo por falta de un puente peatonal frente a su escuela

Los estudiantes cruzan la avenida Charles de Gaulle en medio de vehículos que transitan a alta velocidad

Más de 800 niños y adolescentes arriesgan su vida todos los días al intentar cruzar la avenida Charles de Gaulle para asistir a la Escuela Básica Marañón I, en Sabana Perdida, en el municipio Santo domingo Norte, debido a la falta de un puente peatonal.

El complejo educativo, inaugurado a principio de año por el presidente Danilo Medina, no solo contempla esa escuela sino, además, una estancia infantil y un centro para el cuidado de niños con discapacidad.

La construcción del centro estuvo a cargo de la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (OISOE) y en la escuela primaria se invirtieron 72 millones de pesos, pero no contempló un sistema de seguridad para que los niños puedan asistir sin arriesgar sus vidas.

Los alumnos proceden de los sectores Los Palmares, Marañón, Brisa de los Palmares, Carretera Vieja y Barrio Nuevo, entre otros.

La mayoría de los padres tienen que acudir a buscar a sus hijos para evitar que sean atropellados por los vehículos que transitan a alta velocidad por el lugar. En la vía no hay reductores de velocidad y tampoco un semáforo.

Aunque se dispone de un policía escolar para detener los vehículos y ayudar a los niños a cruzar en grupos, no es suficiente, porque además se forman enormes tapones de vehículos tanto a la entrada como a la salida de los estudiantes.

“Han pasado algunos accidentes (…) ahí mismo cruzando, en estos días un motorista llevaba dos estudiantes y una profesora los chocó y estaban mal…el otro venia pasando un camión con guardia y cuando a los niños exponerse tanto al cruzar, se pararon y suspendieron el tránsito hasta que los muchachos pasaran”, dijo Luciano Jacinto.

Indicó que la falta del puente peatonal no es solo necesario para los estudiantes, sino también para los adultos que se exponen a ser atropellado por los vehículos que transitan por el lugar.

“Yo no cruzo, no puedo, un carro me estuvo al llevar y le cogí miedo, pero tengo los bisnietos que si lo cruzan, ese puente es muy necesario y debió construirse antes que la escuela y se lo pedía a Dios porque ha habido demasiado accidentes ahí”, indicó la señora María Virgen Fabián.

Osiris Mendoza y Rafael Santana son padres de niños que estudian en la escuela Marañón I y consideran que es muy necesaria la construcción de un puente peatonal frente a la escuela por la vida de los alumnos y demás personas, incluidos los profesores.

Yeidy Acosta y Jaqueline Cabrera, son dos madres de alumnos, y todos los días tienen que ir a buscara sus hijos a la escuela. Cuentan que tienen que cruzar corriendo cuando no hay policías para evitar ser impactados por conductores.

Adalberto de la Rosa -Diario Libre

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba