Nacionales

Niños en situación de calle son presas de adultos abusadores

La falta de continuidad a los proyectos de apoyo a la niñez ha permitido que las calles y avenidas de Santiago sean tomadas por niños dominicanos y haitianos en condición de vulnerabilidad.

Desde establecerse en las principales avenidas de esta ciudad para ofrecer “favores sexuales” a adultos que los procuran en horas de la madrugada, a cambio de recibir un poco de dinero que utilizan para sobrevivir, hasta dedicarse a limpiar cristales de vehículos en las intersecciones, son algunas de las situaciones más frecuentes.

Otros menores se dedican a vender paletas o flores en horas nocturnas, a mendigar o hasta verse expuestos por bandas que operan en barriadas y que los utilizan como mulas.

“La realidad es que hay decenas de menores, en el municipio cabecera de Santiago de los Caballeros, que usted pasa a las 12:00 en la medianoche o en la madrugada y estos niños todos varones se colocan en los semáforos ofreciendo favores sexuales”, indicó una fuente.

En lugares como la avenida Juan Pablo Duarte a la entrada de la calle Benito Juárez, del residencial Villa Olga, varios niños de nacionalidad haitiana se dedican a limpiar cristales de vehículos y a prostituirse.

Residenciales afectados

Una gran parte de los niños de nacionalidad haitiana está penetrando hacia residenciales, y en las puertas de entrada colocan cartones como cama, para pasar la noche.

Otros viven de la recolección de desperdicios y duermen donde les toma el sueño. La misma situación se repite en el centro histórico y en las avenidas 27 de Febrero y Estrella Sadhalá y zona monumental.

El pastor Pablo Ureña, del Programa Niños con una Esperanza ha denunciado que una gran cantidad de niños son utilizados como mulas por el narcotráfico en el sector Cienfuegos del distrito municipal Santiago Oeste, mientras persisten los menores como pedigüeños, o explotados, muchas veces sin siquiera ser declarados.

Ureña cuestiona que a pesar de las constantes denuncias que involucran a menores, ninguna autoridad se ha centrado en trabajar para enfrentar esos males.

En el mes de noviembre del pasado año, los sectores que inciden en el sector turístico de Puerto Plata acordaron la implementación de un código de conducta internacional para la prevención de la explotación sexual de niños, niñas y adolescentes en la industria de viajes y turismo. Mediante esta firma buscaban poner en práctica las iniciativas preventivas para la protección de la niñez en el turismo.

Menores son vistos en horas de la madrugada ofreciendo “favores sexuales”.

Casos de explotación con condenas en región Norte

En uno de los casos el Tribunal Colegiado de Puerto Plata condenó a 20 años de prisión a un anciano de nacionalidad alemana imputado de los delitos de trata de personas y secuestro de dos adolescentes.

Heinrich Christie (Sach), de 80 años de edad, fue encontrado culpable de traficar con personas, y de incurrir en abuso físico, psicológico y explotación sexual contra dos menores en el sector Camino Los Libres del municipio de Sosúa. Mientras que Benedicta Núñez Belén, alias Celina, fue condenada a 15 años en Santiago por captar menores de edad para explotarlas sexualmente en un local en La Canela.

Fuente: el Caribe

Deja tu comentario

Otros Artículos

Botón volver arriba