Judiciales

Padre de adolescente baleado en Boca Chica: «Yo se que el se va a levantar de ahí en el nombre de Jesús»

La fe es lo único que mantiene en pie a los padres de Alexander Martínez Rondón, el adolescente de 17 años que recibió un disparo a mano de agentes de la Policía Nacional mientras perseguían a unos supuestos delincuentes en el barrio Los Tanquecitos, del municipio Boca Chica

Desde que ocurrió el hecho, la noche del miércoles 5 de julio, las oraciones no han faltado. Sus padres, amigos y vecinos del sector han realizado cadenas de oración para que sea Dios que lo levante de la cama del hospital.  

El menor tiene diagnóstico reservado y permanece en la unidad de cuidados intensivos el hospital Darío Contreras, en Santo Domingo Este. Los médicos le han colocado cuatro pintas de sangre, debido a que perdió mucha el día del hecho. 

«Yo se que el se va a levantar de ahí en el nombre de Jesús», fueron las palabras que expresó su padre, Basilio Martínez, al llegar al centro de salud la mañana de estes sábado. 

Martínez manifestó a Diario Libre que su hijo es un muchacho muy querido en la zona donde reside. Indicó que Alexander es cariñoso con todo el mundo y que nunca ha tenido maldad en su corazón. 

«Ay ayúdame que me mataron» 

Tras tratar de salvarse, Alexander corrió hasta el patio de sus vecinos. Hasta allí los agentes del orden lo persiguieron e intentaron dispararle de nuevo, según comentó su padre. 

Cuando llegó al patio, totalmente desangrado, las únicas palabras que le salió decirle a una vecina fueron: «Ay ayúdame que me mataron». En ese momento, la mujer que lo ayudó le manifestó a los oficiales que él no era un delincuente y que la ayudaran a llevarlo a un hospital, debido a que se iban del lugar sin «la más mínima intención» de ayudarlo.

«Brutalidad policial» 

Según los comunitarios, varios jóvenes estaban reunidos en el vecindario después de que dos amigos regresaron de Estados Unidos. El incidente ocurrió a las 10:00 de la noche del miércoles, cuando los policías llegaron disparando y una de las balas alcanzó a Alexander. 

Después de recibir el disparo, el adolescente intentó correr hacia el patio de unos vecinos, donde supuestamente los agentes lo amenazaron con dispararle nuevamente e intentaron irse sin llevarlo a un centro de salud. Los familiares y allegados del joven aseguran que hubo una «brutalidad policial» para manejar la situación, al entender que no debieron llegar disparando a la barriada sin saber que podrían herir a una persona inocente, como es caso. 

Basilio Martínez calificó las acciones de los agentes del orden como «barbarie» y pidió justicia por su hijo que se debate entre la vida y la muerte. 

Comunitarios exigen justicia 

En rechazo a las acciones policiales, los comunitarios realizaron una protesta en el barrio Los Tanquecitos, para que las autoridades sancionen a los agentes involucrados. 

Manifestaron que durante la protesta, los oficiales lanzaron bombas lacrimógenas dentro de las viviendas.

En la calle principal del sector todavía se pueden ver los restos de neumáticos quemados y las decenas de botellas arrojadas.

Fuente: DL

Deja tu comentario

Otros Artículos

Botón volver arriba