ActualidadCuriosidades

¿Para qué se usan las panditas? Su uso íntimo y la verdad detrás de este dulce placer

Panditas, gomitas de ositos, como los conozcas, son un clásico de la infancia… hasta que un día te enteras que alguien le dio un giro y las convirtió en un postre hot para adultos. Descubre para qué se usan las panditas: su uso íntimo y la verdad detrás de este dulce placer.

No me dejarás mentir, en internet uno aprende demasiadas cosas, aunque también te desata varias incógnitas. Si acostumbras merodear por redes sociales, quizá habrás visto el meme o la anécdota sobre el “combo amor” de una famosa tienda de autoservicio.

Cuenta la leyenda que se trata de un paquete que compran las parejas de camino a vivir el romance (AKA tener relaciones), el cual incluye cervezas, condones, halls negras y panditas. Las tres primeras son casi obvias, ¿pero las panditas?

¿Para qué se usan las panditas?

En un contexto común, diríamos: para decorar pasteles, mesas de dulces… Pero hablando de sexo, las panditas u ositos de goma, se utilizan para aumentar el placer en las relaciones sexuales, usados en el interior de la vagina o el condón.

Según el mundo de las redes sociales, existen 2 formas de utilizar las panditas en la intimidad: se introducen 1 o 2 panditas en la vagina, para posteriormente intentar sacarlos con la lengua al practicar sexo oral.

La segunda opción, es aplicar un poco de lubricante en el pene, acomodar algunas panditas en él, para posteriormente colocar el condón. En ambos casos, se busca aumentar el placer sexual femenino, a través de nuevas texturas y sensaciones.

Pese a lo atractivo que puede parecer utilizar los panditas como una herramienta erótica e incrementar tu placer o el de tu pareja, los especialistas te piden detenerte antes de intentarlo.

¿Qué pasa si uso panditas en el sexo?

El primer riesgo que corres, es que la gomita quede adherida al fondo de tu vagina y, si bien es difícil que “se pierda”, podrías necesitar ayuda, incluso médica para sacarla. Pero ahí no termina la cosa, pues te expones a contraer una infección.

Seguro habrás leído en más de una ocasión que usar duchas vaginales o jabón al interior de tu vagina es malo para su salud, ¿imagínate con las panditas?

De acuerdo al Dr. Eduardo Vilchis, citado en el sitio MDZ Online, al introducir panditas en tu vagina, dado sus altos niveles de glucosa, podría provocarte fuertes infecciones con dolores que es difícil aliviar. Además, corres el riesgo de que, de no ser tratadas correctamente, lleguen a tu útero o tropas de Falopio, causando abscesos y poniendo en riesgo tu fertilidad.

Esta recomendación se extiende a las Halls negras o cualquier otro alimento con el que quieras experimentar. Especialistas en ginecología, invitan a no poner comida o bebida en las partes íntimas, pues la vagina tiene una flora capaz de combatir posibles infecciones, pero no está preparada para los microorganismos que podrían estar en diferentes alimentos, además de otros daños que podrían provocar.

En el caso de la azúcar, es un alimento perfecto para las bacterias y levaduras, de ahí el mayor riesgo de infecciones por hongos y vaginosis bacteriana. Así que, si vas a incluir alimentos como afrodisíacos, mantenlos muy lejos de tu zona V.

Eso incluye al aceite de oliva y similares, no es un buen lubricante, por el contrario, podría poner en riesgo tu condón, además de tu vagina.

7 cosas que no debes hacerle a tu vagina

Además de no introducir panditas o cualquier tipo de dulce o alimento, existen medidas que los especialistas recomienda. La más conocida, es evitar las duchas vaginales, desodorantes y sprays.

De acuerdo a la Fundación Nemours, la razón es que pueden provocar reacciones alérgicas, irritación e infecciones vaginales; tu vagina no necesita ninguna sustancia química para su limpieza, ya que se limpia sola. Eso sí, debes lavar la zona externa con agua y jabón neutro, pero nunca el interior.

Otras recomendaciones sobre lo que no debes hacer, son:

  • Quedarte con la ropa húmeda: traje de baño, ropa interior sudada, pants del gimnasio, pues pueden propiciar una candidiasis.
  • Limpiarte de atrás hacia adelante. Lo que menos quieres es llevar las bacterias fecales a tu vagina y ponerte en riesgo de infección… lo mismo ocurre con las tangas.
  • Elegir papel de baño perfumado, rasposo o muy delgado, capaz de dejar rastros en tu vagina.
  • No cambiar el rastrillo si rasuras tu zona V, lo mejor es hacerlo cada 2 semanas para evitar que tu piel se irrite.
  • Saltarte el lubricante. Si tu vagina no está lubricada lo suficiente, puede irritarse o incluso sufrir una herida al tener relaciones. También existen lubricantes de sabores que sí se pueden usar en el sexo oral y no tienen azúcar.
  • Utilizar vaselina o cualquier lubricante improvisado. Invierte en un lubricante a base de agua o tu favorito, pero que esté hecho con ese fin.
  • Usar protectores diarios. Usarlos todos los días, sólo mantendrá la humedad de la zona, propiciando el crecimiento de las bacterias.

Si quieres aumentar el placer sexual en los encuentros con tu pareja, existen diferentes estrategias que puedes seguir, desde los juguetes sexuales, las fantasías sexualesjuegos de roles, enfocarte en los juegos eróticos sin penetración, posiciones sexuales, en fin. Existen muchas formas de lograrlo sin poner en riesgo la salud de tu vagina.

Ahora ya sabes para qué sirven las panditas, su papel en el combo amor y las relaciones sexuales. Evita usarlas, al igual que cualquier otra sustancia u objeto que no tenga una finalidad sexual, disfrutar tu sexualidad no debe separarse de ser responsable y cuidar tu cuerpo.

Fuente: https://www.salud180.com/bienestar180/galeria/para-que-se-usan-las-panditas-su-uso-intimo-y-la-verdad-detras-de-este-dulce

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba