Internacionales

Parlamento Honduras se instala y sigue crisis

Tegucigalpa. El Parlamento de Honduras comenzó la legislatura 2022-2026, dos días antes de que asuma el poder la presidenta electa, Xiomara Castro, sin que por ahora se vea una salida a la crisis política derivada por la elección de dos juntas directivas en propiedad en el Legislativo.
Las ceremonias, una en la sede del Legislativo, encabezada por Luis Redondo, y otra por la aplicación de videoconferencias Zoom, liderada por Jorge Cálix, se iniciaron hacia las 09.00 hora local (15.00 GMT).

Redondo dijo que el Parlamento hondureño promoverá algunas leyes para garantizar la “restauración de la democracia, el Estado de derecho y el respeto de los derechos humanos”. Agradeció a los diputados de Libre que apoyan a la presidenta electa “por honrar y ser leales al compromiso de su partido” para que él lidere hoy la junta directiva del Congreso Nacional.

Redondo anunció la instalación de una “mesa anticorrupción” para revisar varias leyes y adelantó que se trabaja en una normativa especial para tipificar la reelección presidencial como “un delito de traición a la patria”, por lo que los diputados presentes en la sesión se pusieron de pie y gritaban “sí se pudo”.

El nuevo Parlamento fue instalado en medio de una crisis política por la elección de dos juntas directivas en propiedad, sin que se vea una salida por el momento.

Redondo es avalado por la presidenta electa, líder del Partido Libertad y Refundación (Libre, izquierda), como parte de una alianza suscrita con el Partido Salvador de Honduras (PSH), cuyo presidente es Salvador Nasralla, uno de los designados electos (vicepresidente).

Al menos 17 de los 50 diputados que Libre obtuvo en las elecciones generales del 28 de noviembre han sido expulsados del partido por rechazar a Redondo como presidente del Congreso Nacional y apoyar la junta directiva de Cálix, que también cuenta con 44 votos del Partido Nacional, ahora primera fuerza de oposición.

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, quien este jueves concluirá su segundo mandato de cuatro años, no asistió ante el Parlamento para presentar el informe de su gestión por razones no precisadas por el Ejecutivo.

Cálix afirmó que el pueblo hondureño “está harto de confrontaciones estériles” y sueña con “un país justo y con oportunidades para todos”. “La patria que soñó mi generación no la hemos visto hecha realidad, no fue la democracia la que nos falló, lo que le ha fallado a este noble pueblo ha sido la clase política por no tomar en serio su papel de intermediario entre los ciudadanos y sus deseos, entre los problemas del pueblo y su solución, por puro ego y ambiciones personales”.

Fuente: Agencias

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba
¿Quieres recibir avisos de nuevas noticias?    OK No Gracias