Editoriales Invitados

Pensándolo bien

Hay personas que expresan preocupaciones sobre estas elecciones. Conociendo la actitud de los políticos involucrados pudiéramos considerar que quienes tienen reservas pueden tener razón.

Por tanto, esas dudas deben asumirse como una alerta para estar atentos.

Sin embargo, en una postura más optimista puede pensarse que con los escarceos del proceso de las primarias y las acciones que se han adoptado por las dificultades detectadas y acogiendo las quejas nada debe pasar.

Súmenle a eso la cantidad de observadores, como los delegados políticos y el personal de la JCE que estarán mirando el proceso. Es decir, pensándolo bien esto no debe salir mal.

Pero se necesita sensatez y gallardía de los competidores.

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Ver también
Cerrar
Botón volver arriba