Columnas

Perspectiva de Género Avances Introducidos en la Constitución del 2015

Por: Iván González Cuevas

Desde siempre la mujer ha desempeñado aquel papel para el que estaba naturalmente destinada: El hogar, La maternidad, La familia, fruto de ese ‘’Proceso de socialización diferenciada’’,  que es el que moldea a la persona según unos patrones de conducta socialmente establecidos, se le asignó un rol marcadamente desigual ante el hombre.

Nuestro país dispone hoy en la constitución del 13 de Junio del 2015, unas contentivas de principios y normativas que definen una nueva República Dominicana, un Estado moderno, definiendo los derechos sociales, económicos, políticos y culturales, entre otros derechos, donde se destaca de manera clara y precisa la plena igualdad y equidad entre el hombres y mujeres.

Los adelantos en materia de equidad de género incluyen el hecho de que en la Carta Sustantiva se reconoce de manera expresa la igualdad de derechos entre el hombre y la mujer (Articulo 39.4), se condena la violencia intrafamiliar y de género en cualquiera de sus formas e impone al Estado la obligación  de promover las medidas que fueren necesarias para sancionar y erradicar las desigualdades y la violencia de género previstos en los artículos 39.3, 39.4 y 42.2 de nuestra carta magna.

Otra conquista para la mujer es la prerrogativa que establece el equilibrio de género en la presentación de candidaturas y puestos de decisión en la Administración Pública, de justicia y en los órganos de control del Estado, conculcado en la constitución del 2015 en su artículo 39; así como consecuente habilitación de mecanismos para lograr la igualdad.

También los derechos de la mujer se ven protegidos en ciertos numerales del articulo 55 sobre los derechos de la familia, especialmente el numeral 6, el cual indica que ‘’La Maternidad, sea cual fuere la condición social o el estado civil de la mujer, gozara de la protección de los poderes públicos y genera derecho a la asistencia oficial en caso de desamparo’’. Otra disposición de corte progresiva es el numeral 11 del mismo artículo 55, que establece lo siguientes: “El Estado reconoce el trabajo del hogar como actividad económica que crea valor agregado y produce riqueza y bienestar social, por lo que se incorporará en la formulación y ejecución de las políticas públicas y sociales. En lo relativo a la participación política de mujeres y hombres también debe existir equilibrio, una verdadera participación política con enfoque de género deberá garantizar tres elementos: inclusión, representación, y paridad; La educación para la igualdad de derechos y oportunidades en todos los ámbitos de nuestras vidas y en todos los espacios en lo que interactuamos es la única vía segura para que podamos construir una República Dominicana cada vez más humana, justa y solidaria, donde mujeres y hombres avancemos juntos de igual a igual.

 El Tribunal Constitucional deberá garantizar proactivamente el empoderamiento de la mujer en un diálogo constructivo que permita canalizar institucionalmente las posibilidades que le reconoce la constitución, como dice en su lema el Presidente de esa alta cortes vamos hacia una generación constitucional…

Iván González Cuevas. Abogado.

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba