Anticorrupción

PGR: Pepca no hizo alusión directa a jueces vinculados al caso Odebrecht

Presidente de la Suprema Corte rechaza pronunciamientos del Ministerio Público y de la jueza Miriam Germán

El presidente de la Suprema Corte de Justicia (SCJ), Mariano Germán Mejía, calificó de atrevidos los pronunciamientos efectuados por la directora de la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca), Laura Guerrero Pelletier y la jueza Miriam Germán Brito.

Indicó que no acepta intromisión de nadie y que “eso del Ministerio Público y de Miriam son dos acciones que son atrevidas para el Poder Judicial”, dijo.

El titular de la SCJ respondió así a los recientes señalamientos que hicieron la directora de la Pepca en torno a que no habría garantía de que se hiciera justicia en el caso Odebrecht si el juez Francisco Ortega Polanco no seguía al frente del mismo y al llamado que le hiciera la presidenta de la Segunda Sala Penal de la SCJ, Miriam Germán Brito la cual le llamó a empoderarse y pronunciarse ante los irrespetos del Ministerio Público.

Germán Mejía sostuvo que no acepta intromisión de nadie y recordó a la magistrada Miriam Germán que quien tiene la voz del Poder Judicial es él, en calidad de presidente de ese órgano del Estado.

Además, llamó al Ministerio Público a no inmiscuirse en las decisiones tomadas por el Poder Judicial.

“Mariano Germán actúa como Dios lo indica y como su conciencia le manda”, pronunció en tono airado el representante de la justicia dominicana al ser consultado por periodistas; a la vez que enfatizó que “no acepta intromisión de nadie, absolutamente de nadie”.

Miriam Germán critica al titular SCJ

La presidenta de la Segunda Sala Penal de la Suprema Corte de Justicia, Miriam Germán Brito, criticó duramente, a través de una misiva, la actuación del presidente del máximo tribunal del país, Mariano Germán Mejía, en el caso Odebrecht y le exhortó que “en su condición de cabeza del Poder Judicial, no continúe con la actitud permisiva, frente a faltas de respeto”.

Germán Brito, en su carta de tres páginas, hace referencia a la rueda de prensa que convocó el pasado jueves la directora de la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa, Laura Guerrero Pelletier, durante la cual instó a la SCJ a ratificar al juez Francisco Ortega Polanco en aras de “no favorecer la impunidad”.

La presidenta de la Segunda Sala de la SCJ enfatizó que Guerrero Pelletier, en sus declaraciones, a la vez defiende y ofende al magistrado Ortega Polanco, presentándolo como un incondicional para la Procuraduría.

Aseguró que Pelletier “insulta a los demás quince jueces, porque se desprende que ninguno es capaz de obrar imparcialmente sin hacerse cómplice de procesados y de la impunidad”.

Reiteró que de un tiempo para acá “no sólo esta Procuraduría General de la República se ha acostumbrado a irrespetarnos, y pienso que ello obedece a que nadie nunca le ha recordado que son sólo una parte en el proceso y que los jueces son terceros imparciales”.

La magistrada también le exigió a Germán Mejía, en su condición de miembro de ese cuerpo colegiado, “que asuma su papel, entre nuestros deberes no está callar ante el insulto, después de todo, masoquistas no somos”.

Frente a esto, la Fundación Institucionalidad y Justicia (Finjus), pidió al Ministerio Público tener cuidado a la hora de emitir señalamientos.

El vicepresidente Ejecutivo de la entidad de la sociedad civil, Servio Tulio Castaños Guzmán, dijo que hay que entender a los magistrados Mariano Germán y a Miriam Germán debido a que no es la primera vez que el Ministerio Público con sus señalamientos hiere la susceptibilidad de la SCJ.

Sostuvo que Odebrecht es un caso que ha causado gran controversia, pero que en el mismo todos los atores tendrán que asumir sus competencias.

Manifestó que es en el tribunal que el MP debe sustentar sus argumentos.

Señaló que en el hipotético caso de que la Procuraduría no se hubiese sentido conforme con la designación de otro juez en el juicio preliminar por los sobornos que Odebrecht pagó en el país, estaba en su derecho de recusarlo.

Se recuerda que el jueves pasado, la titular de la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa, Laura Guerrero Pelletier, advirtió que las “tácticas dilatorias” de los abogados defensores en el caso Odebrecht responden al interés de que sea designado un juez que le sea favorable a sus representados y a la impunidad.

Refirió, durante una rueda de prensa, que la recusación hecha por varios abogados de algunos de los imputados del caso Odebrecht, en contra del juez de la Instrucción Especial de la Suprema Corte de Justicia, Ortega Polanco, buscaba incidentar el proceso.

La procuradora Guerrero Pelletier también dio una voz de alerta a la ciudadanía para que esté atenta a la actuación de los imputados y sus abogados en este emblemático caso, que definió como el más importante que se haya conocido en el país en materia de corrupción, por la trascendencia económica, política y social de los encartados, y llamó a estar pendientes de las decisiones del Poder Judicial en este caso para que cada cual cumpla con su rol. Recordó que tal cual ha indicado el procurador general de la República, Jean Rodríguez, “el Ministerio Público no tiene un juez favorito, el único juez favorito es la justicia”.

Posición de la PGR

A raíz de las declaraciones contenidas en las cartas enviadas por la juez presidenta de la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia, Miriam Germán Brito, al presidente de la Suprema Corte de Justicia y al Ministerio Público, la Procuraduría General de la República (PGR), a través de su directora de comunicación, Julieta Tejada, reiteró su preocupación por posibles maniobras de algunos implicados y aclaró que en ningún momento se ha referido a las actuaciones de los jueces que conforman ese alto tribunal de justicia. Bajo ningún criterio la procuraduría, ni en esta ni otras discusiones, personalizaría una referencia de tal nivel de sensibilidad.

Al hacer la aclaración a través de su Dirección de Comunicación y Prensa, explicó que el Ministerio Público y en especial la Directora de la Pepca, magistrada Laura Guerrero Pelletier, se ha referido exclusivamente a las actuaciones de algunos imputados del caso Odebrecht y no de los jueces, en virtud de informaciones fidedignas, evidencias documentales y contundentes que maneja la institución con respecto a la intención de éstos de que fuera designado un juez flexible o favorable a causas y objetivos particulares.

En ese sentido, la Procuraduría General de la República fue enfática al expresar que siempre ha respetado y respeta las decisiones de ese máximo organismo de administración de justicia, resaltando que la presente gestión se ha caracterizado por respetar su rol y a todos los honorables jueces que conforman el Poder Judicial, al tiempo de señalar en reiteradas ocasiones “que nuestro único juez favorito es la justicia y que el escenario adecuado para debatir los argumentos es el tribunal”.

La institución destacó que así como los imputados han hecho uso de su derecho a defender la recusación a través de decenas de abogados en todos los medios de comunicación, la Procuraduría también está en su derecho de defender su posición como parte del proceso y encargada de la persecución del crimen en el marco estrictamente técnico, más aún, en el caso de corrupción más importante que ha enfrentado nuestro país.

Por: Ramón Raposo/ El Caribe

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba