Diversas ( NO UTILIZAR )

Piden el cierre ya del vertedero de Tamboril

Santiago. El cierre técnico que en dos ocasiones ha decretado el Ministerio de Medio Ambiente no impide que el vertedero de Tamboril siga desprendiendo humo y afecte a residentes en comunidades de la parte norte de Santiago.

Y es que la falta de mantenimiento adecuado ha permitido que en ocasiones el vertedero arda sin control y la humareda arrope parte dela ciudad. Los afectados recuerdan que a principios de este año las autoridades prometieron impedir que camiones depositen en el basurero ubicado en la comunidad de Guazumal, Las constantes noticias del cierre solo han permitido reducir el número de buzos que llegaban hasta el basurero.

Sin embargo, los militares y empleados del Ministerio de Medio Ambiente que fueron colocados a la entrada, fueron retirados, lo que motiva que los camioncitos sigan depositando los desperdicios sin ningún tipo de control. Esta semana los directivos de Dominicana Limpia volvieron a prometer que para el mes de noviembre dejaría cerrado definitivamente este depósito.

Los moradores de comunidades como Los Rieles de Gurabo denuncian que la humareda que se desprende desde Guazumal, vuelve nuevamente a ocasionar problemas respiratorios. “Ya no sabemos qué hacer, solo promesas de cerrar ese vertedero y nada que se cumple. Las autoridades deben entender que aquí vivimos seres humanos, no soportamos más el humo”, refirió Milagros Domínguez.

En varias ocasiones, el bloque de Juntas de Vecinos de la parte Norte de Santiago ha demandado de las autoridades de Medio Ambiente que asuma su rol de velar por el mantenimiento de los vertederos o cerrarlos.

En toda la provincia, al menos 11 vertederos a cielo abierto de municipios y distritos municipales se encuentran en condiciones de ser cerrados. Entre los que requieren con urgencia su clausura están el de Villa González, Hato del Yaque. También en Puerto Plata esperan por el cierre definitivo de su vertedero levantado en la comunidad de Magiolo, a la entrada la ciudad.

Fuente: El Caribe

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba