Justicia

Policía Nacional: Cuatro días, cuatro fallos de procedimiento

 Las últimas actuaciones de la Policía Nacional evidencian poco profesionalismo o falta de dominio de la actuación de sus agentes en situaciones de riesgo. Desde la semana pasada, se han dado a conocer situaciones en que policías han actuado en violación a los protocolos del organismo o en condiciones que han puesto en riesgo su propia integridad o la de terceros.

El caso más reciente fue cuando un civil que fue apresado y llevado a un destacamento desarmó a un mayor, lo hirió con su arma de reglamento, al igual que a otros dos miembros de la uniformada que estaban en el lugar y emprendió la huida. El hecho ocurrió la noche del lunes en el sector Los Prados del municipio San Luis, de la provincia Santo Domingo. Los involucrados son el mayor Servio Valdez, el cabo Jeyson de la Cruz Báez y el raso Carlos Manuel Salas. El atacante, fue identificado como Manuel Cuevas Mateo, huyó pero fue apresado más tarde por una patrulla.

Otro caso, fue el del hombre implicado en el asalto millonario a la compañía de remesas Vimenca, quien presuntamente se suicidó cuando iba a desmontarse del vehículo policial en que era llevado a una audiencia de conocimiento de medida de coerción en la Fiscalía de Santiago.

Antonio Polonia Bueno, 47 años, estaba con unos agentes y esposado. De acuerdo con el informe, tomó una pistola y se disparó en la cabeza. Sobre este hecho, el director Regional Cibao Central de la Policía Nacional, general José Acosta Castellanos, admitió que falló el protocolo y dijo que una de las causas fue que el imputado era pariente de uno de los agentes que lo custodiaban durante el trayecto y que tenía las esposas flojas, lo que le facilitó que tomara un arma y se disparara. El hecho es investigado por el Ministerio Público.

También está el hecho del hombre que fue ultimado la madrugada del domingo a golpes y puñaladas en un destacamento en La Caleta, Boca Chica. El muerto es Kenny Antonio Guerrero, de 27 años, y de acuerdo a la denuncia de su pareja, Rosana Puello, éste fue encerrado con su matador en una celda luego de ser apresados ambos tras tener una discusión frente a un colmado.

Según la señora, su marido solo discutió con el hombre, el cual no ha sido identificado por las autoridades, y fue llevado preso junto a su atacante sin ningún rasguño y que ella permaneció frente al destacamento hasta las 5:55 de la madrugada, momento en que escuchó gritos dentro del mismo y procedió a penetrar, pero un policía le dijo que no pasaba nada y que volviera en la mañana a llevarle desayuno a su marido. Narró que cuando volvió más tarde, solo le dijeron que el cadáver de su pareja estaba en la morgue del Hospital Marcelino Vélez, del sector Herrera, en el municipio Santo Domingo Oeste.

Ministerio Público no fue informado del allanamiento caso Banco Popular

Además de estos hechos, la Fiscalía de Santo Domingo Este cuestionó el accionar de los agentes de la Policía que acudieron el pasado sábado a realizar un allanamiento, sin la presencia de miembros del Ministerio Público como establece la ley, en busca de los presuntos responsables del robo a la sucursal del Banco Popular ubicada en el ensanche Isabelita, en Santo Domingo Este. Durante el operativo, registrado en el sector Vietnam, en Los Minas, cinco miembros de la Policía fueron heridos, uno de los cuales murió. También el supuesto atacante cayó abatido.

La queja de la Fiscalía, además de no ser incluida, fue que al lugar acudieran agentes de homicidio y robo de vehículos, cuando el hecho del que se trataba (robo a un banco) no hubo ninguno de esos delitos.

“Por esas razones se cuestiona el accionar de la Policía Nacional. En primer lugar, por no haber informado al Ministerio Público, aun sabiendo que en el lugar había una cantidad indeterminada de dinero”, dijo una fuente de la Fiscalía a Diario Libre.

Agregó que los fiscales se enteraron del hecho por los medios de comunicación.

La respuesta de la Policía a la queja fue que en muchas ocasiones se actúa con rapidez cercando la zona en lo que se le informa al Ministerio Público y éste emite la orden y les acompaña.

“Miren que es un asunto de procedimiento que nosotros utilizamos, y eso se ve con mucha frecuencia, las informaciones llegan de un momento a otro, la inteligencia se da, las informaciones fluyen; en ese caso, como en la mayoría de los casos nuestros, llega la información, se depura, se determina que el individuo está ahí, se notifica al ministerial público y, en coordinación con ellos, se rodea la casa, hasta tanto el ministerial público consiga la orden; eso fue lo que pasó ahí”, dijo Frank Félix Durán Mejía, vocero de la Policía.

Agentes involucrados

Los agentes heridos son el coronel Antonio Rafael Cabrera Sarita, subdirector de Investigaciones de Homicidios del Palacio de la PN; el teniente coronel Rafael Anibal de la Rosa Tapia, subcomandante de investigaciones de Santo Domingo Este; el teniente coronel Félix Peralta Castillo, encargado de Operaciones de Recuperación de Vehículos Robados del Plan Piloto; y el sargento Antonio Pérez Colón, Investigador de Recuperación de Vehículos Robados, del Destacamento de la PN en el ensanche Ozama. El oficial fallecido es el mayor Moisés Montero Amador, investigador del Departamento de Recuperación de Vehículos Robados, del destacamento del Ensanche Ozama.

Fuente: Diario Libre

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba