Nacionales

Polvo y tránsito complican la vida a residentes en el Ensanche Ozama

Los trabajos que ejecuta la Corporación del Acueducto y Alcantarillados de Santo Domingo (CAASD) en la avenida Venezuela y Club Rotario del ensanche Ozama, han cambiado la vida de las personas del lugar, pues el polvo y los tapones, han alejado a los clientes de esa importante zona comercial.

Aunque los trabajos marchan de manera acelerada, comerciantes y personas que se ganan la vida con negocios informales solo esperan que terminen cuanto antes.

Pedro Rojas es parqueador y Alberto Espinal trabaja en una tienda de licores, y ambos dijeron que hace quince días que los clientes mermaron.

En algunos tramos de la vía quedan agujeros abiertos, mientras enormes tuberías obstruyen las aceras, lo cual crea un pandemonio en las horas pico, tanto en la avenida Venezuela como en la Club Rotario.

Y es que frente al crecimiento que experimenta Santo Domingo Este, la CAASD consideró de lugar instalar una nueva línea de tubería de 48 pulgadas, para abastecer de agua potable a los residentes de Alma Rosa y el Ensanche Ozama.

Los trabajos se iniciaron en la avenida San Vicente de Paúl y ya conectaron con la avenida Venezuela, abarcando la calle Activo 2030.

Se trata de la instalación de una extensión de 2.3 kilómetros de tuberías que conectaría con el acueducto Barrera de Salinidad.

Se recuerda que las zonas en cuestión, son las de mayor crecimiento vertical del municipio, donde ya se aprobó el uso de suelo para edificaciones de hasta 25 pisos, donde la demanda de agua se multiplicará en lo adelante.

El portavoz de la CAASD, Fidel Sánchez, adelantó que los trabajos serán completados en este mes, para garantizar que los comercios y la población en general puedan realizar sus fiestas y ventas de fin de año sin inconvenientes.

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba