Deportes

Por aplazamiento de Tokio-2020 centenares de familias deberán esperar por apartamentos

Centenares de contratos de venta ya han sido firmados que tendrán que esperar Tokio les pidió a sus residentes el miércoles que se quedasen en casa por la pandemia COVID-19

El aplazamiento histórico de Juegos Olímpicos de Tokio-2020 ha puesto en un aprieto el futuro de la Villa Olímpica, que debía ser transformada en apartamentos de lujo tras el evento que se debía disputar este año. Centenares de contratos de venta ya han sido firmados.

Este «barrio emblemático del estilo de vida urbano», según sus promotores, está compuesto de 23 torres de una capacidad de 18.000 camas, para alojar a los 11.000 deportistas durante los Juegos.

Estos inmuebles debían ser rápidamente reacondicionados tras este mes de agosto en más de 4.000 apartamentos, algunos de ellos con un precio de venta de 170 millones de yenes (1,4 millones de euros).

Con unos 900 apartamentos ya vendidos, la decisión de aplazar los Juegos a 2021 coloca a los compradores en una situación de inquietud, según Zoe Ward, directora de Tokyo Property Central.»Incluso suponiendo que no pierdan en el aspecto financiero, será una complicación importante para ellos», afirma a la AFP.

Ward imagina ya a muchos de entre ellos precipitándose sobre los detalles de sus contratos para ver si pueden rescindirlos sin dejar la suma que habían avanzado, que se eleva generalmente a un 5% del valor del apartamento.

«La formulación es bastante vaga y cita generalmente a las catástrofes naturales o toda situación que se escape a la voluntad del vendedor, lo que podría aplicarse en este caso», estima.

Con unos 900 apartamentos ya vendidos, la decisión de aplazar los Juegos a 2021 coloca a los compradores en una situación de inquietud.
Por aplazamiento de Tokio-2020 centenares de familias deberán esperar por apartamentos

«Doble pena»

«Muchos escenarios podrían producirse», declaró a la AFP un comprador, que contaba irse a vivir con su esposa y sus hijos en marzo de 2023.

Pese a todo, es magnánimo sobre los plazos suplementarios que le sean impuestos, teniendo en cuenta la situación inédita provocada por la pandemia de coronavirus.

«No soy tan estúpido como para considerar el efecto del coronavirus como un problema del mismo nivel que uno ligado a la construcción. Diría que los vendedores no pueden hacer nada. Estoy seguro de que están en una situación muy difícil», estima este hombre que quiso mantener el anonimato.

Para Tomohiro Makino, presidente de la sociedad de asesoramiento Oraga Research y especialista en el mercado inmobiliario japonés, los promotores corren el riesgo de ser sometidos a «una doble pena»: la caída del mercado en general y problemas de imagen del proyecto ligado a la Villa Olímpica.

«Existe el riesgo de una caída de los precios. Si todo el entusiasmo y las expectativas ligadas a los Juegos se estancan, la situación se va a poner difícil para los vendedores. Actualmente es la cuestión de posibles anulaciones lo que es más crítico para ellos», estima Makino.

Los promotores podrían ser cubiertos legalmente por una cláusula de fuerza mayor, pero la gran visibilidad mediática del proyecto podría empujarlos a mostrarse flexibles para evitar cualquier mala publicidad, sobre todo cuando tres cuartas partes de los apartamentos deben todavía encontrar compradores.

Nuevo calendario

El lugar de 18 hectáreas, con bonitas vistas a la bahía de Tokio y sus rascacielos, debe también albergar en el futuro escuelas, un lugar de juegos infantiles, una piscina y un gimnasio.

Los apartamentos creados sobre la base de alojamientos de alta gama destinados a los deportistas son un poco más grandes que la media de los existentes en Tokio, generalmente pequeños.

Es una empresa que reúne a once de las principales sociedades inmobiliarias de Japón la que administra todo.

«Examinamos con urgencia el impacto del aplazamiento de los Juegos Olímpicos con las empresas y los responsables afectados», declaró a la AFP una portavoz de una de estas sociedades, Mitsui Fudosan Co.

La venta de un segundo lote de apartamentos ya ha sido aplazada a junio o más tarde incluso, precisó otro responsable de esta empresa, afirmando que es «debido a las consecuencias de la epidemia del nuevo coronavirus y no tiene nada que ver con el aplazamiento de los Juegos».

«Una vez que el gobierno tenga un calendario claro (para los Juegos), las ventas se van a reactivar», predijo Ward.

Hasta la víspera del anuncio de la decisión del aplazamiento de los Juegos, «la situación era peor para los compradores ya que nadie sabía lo que iba a pasar», concluyó.

Comentarios para este artículo

Mostrar más

Otros Artículos