Cartas del Lector

Por la puerta grande

Señor director:

La mayoría de la población del Distrito Nacional asume que el saliente alcalde de esta jurisdicción hizo una buena gestión, es decir, lo hizo tan bien que salió por la puerta grande, lo cual no es común en el A.D.N. Ciertamente, los dos temas que queman las alcaldías con sus respectivas salas capitulares son el uso de los recursos públicos de cada municipio y la recogida de la basura. En el primer tema, David Collado ronda el 100% de aprobación. Bien valorado y bien merecido, en un país donde el presidente de la República y sus funcionarios no son transparentes, y si un funcionario es o manda a ser transparente figura como excepción de la regla del oficialismo y asegura el reconocimiento de la ciudadanía. Tal es el caso de David Collado, cuya transparencia felicitamos.

La recogida de la basura no le da alta calificación, porque igual que sus antecesores no dio servicio igualitario a todos los sectores, pues privilegian la circunscripción No 1 y No 2, frente a la No 3. En eso no fue la excepción.

De los demás temas propios de sus funciones no se conocen quejas que contradigan una alta calificación. Aun mas, en el colofón de su cuatrienio, un imprevisto y forzoso activismo contra el coronavirus, le granjeó una alta calificación extraordinaria, debido a las medidas que tomó y los aportes que hizo, lo cual fortaleció su salida por la puerta grande. Sin embargo, el tema de los espacios públicos le otorgó muy baja calificación, pues pasó casi desapercibido al hacer la sumatoria, y el índice le bajó. La circunscripción No 3 y territorios aledaños vieron sepultada la esperanza que tenían Collado, y en tal sentido, dejó inconformidad frente a la eficacia de su estilo de gobernar diferente.

Lamentablemente, la parte alta de la capital del país, sigue sufriendo vergüenza ajena por la rampante arrabalización que la caracteriza, como se puede ver en Villa Francisca, Villa María, Villa Consuelo, San Carlos y demás barrios, retratados en calles tan sucias como, Av. Duarte, José Martí, Paris, Federico Velázquez, Manuela Diez y decenas de calles, y ni hablar de la Duarte con Paris, el cuco de los políticos del gobierno local y del gobierno nacional, que en vez de cuidar la gente cuidan los votos. La nueva titular de esta alcaldía tiene la obligación de hacerlo bien, pues representa a todas las mujeres de este país por ser ella la primera del sexo bello que dirige la más envidiable plaza municipal de la República.

Por sus dotes personales, esta jurisdicción reiniciara la esperanza de que ella actúe contra la desafiante indecencia que cunde aquel territorio.

Atentamente
Lic. Santiago Martínez

Comentarios para este artículo

Mostrar más

Otros Artículos

Ver también

Close