Cartas del Lector

Premio periodístico

Señor director:
Los galardones gratifican, como diluvio de las prendas que adornan a los humanos; se estampan como una distinción señorial y se acoplan en lo más recóndito del alma. El Premio Nacional de Periodismo (PNP) capulla como la más predilecta honra profesional.

El PNP CDP-Ministerio de Educación no ha de otorgarse por ejercer durante décadas, ni por impactar con un proyecto novedoso, y menos por sobresalir en un año; no por poseer varias licenciaturas y maestrías; tampoco por ser director de un diario, una escuela de comunicación social o presidente de una entidad, ni basta por publicar un libro. No se trata de una medalla sectorial, sino del máximo premio periodístico nacional.

Para esquivar que el individualismo sea seleccionado a merced de apreciaciones subjetivas de los miembros del jurado, en los vericuetos de la simpatía personal, el gremio-grupales o la política, la asamblea general del CDP del 2002 aprobó el reglamento en el cual consta la metodología de escogencia. Esta consta de cinco criterios, con repercusión numérica en el tiempo. A saber:
1.- Formación académica: grados de estudios, especialidades y cursos. O sea, la preparación para el rendimiento profesional.
2.- Trayectoria profesional: innovación, calidad e impacto. Es decir, la vida laboral en la diversidad y la eficiencia.
3.- Contribución docente: universidades, seminarios y conferencias. Significa transferir sus conocimientos a futuros periodistas.
4.- Aportes bibliográficos: libros, monografías y artículos. Suministrar sabiduría a la sociedad.
5.- Acciones gremiales: fraternidad, solidaridad y sacrificio. Trabajar por la seguridad-prosperidad de los colegas.

¿Ha sido obviado o aplicado rigurosamente el reglamento referido? Si quieres saberlo, liste a los galardonados desde el 2002, asígnele un porcentaje a cada una de las cinco variables y felicite a los de más alto puntaje. ¡Honor a quien honor merece!
Atentamente, Oscar López Reyes,
Presidente Fundación Comunica.
Público cautivo

Señor director:
En la Zona Colonial la Feria del Libro tiene un público cautivo. Carente de diversión el evento constituye un atractivo para el sector. Así es el mejor sitio para el entretenimiento.

Atentamente,
Carlos Rodríguez

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Ver también
Cerrar
Botón volver arriba