Justicia

Presidente de SCJ propone un diálogo administrar Justicia

Luis Henry Molina aboga se dejen de lado las diatribas y agendas ocultas para tratar las problemáticas que asegura aquejan al sistema judicial dominicano

El presidente de la Suprema Corte de Justicia (SCJ), Luis Henry Molina Peña, propuso hoy la realización de un diálogo en donde se dejen de lado las diatribas y agendas ocultas, para tratar las problemáticas que aquejan al sistema de administración de justicia en República Dominicana.

Al pronunciar el discurso principal en la audiencia solemne en presencia del presidente de la República, Luis Abinader, con motivo del Día del Poder Judicial, Molina Peña dijo que el país requiere, merece y necesita un sistema fuerte de administración de justicia.

“El país requiere, merece y necesita un sector justicia capaz de dejar de lado diatribas y agendas ocultas, para dialogar sobre las problemáticas que aquejan al sistema de administración de justicia”, declaró el presidente de la SCJ.

Proclamó que la justicia debe garantizar la seguridad jurídica y los derechos de las personas, tras afirmar que en procura de eso ha trabajado a pesar de la crisis generada por el coronavirus.

Molina Peña dio garantía de que el Poder Judicial estará a la altura de las exigencias y dijo que la experiencia desarrollada durante el año pasado les permitirá garantizar, como lo ha hecho hasta ahora, la continuidad de la administración pública.

“República Dominicana se ha visto y se verá enfrentada a retos que difícilmente podríamos haber anticipado tan sólo un año atrás. La Justicia debe garantizar la seguridad jurídica y los derechos de las personas, y en eso hemos trabajado”, manifestó Molina Peña.

Subrayó que el país requiere de un compromiso honesto y de una mejora sustancial de los servicios judiciales, rol en el que entiende deben estar involucrados todos los sectores del Poder Judicial.

“Todas y todos tenemos un papel fundamental en esa labor por la justicia. Las abogadas y abogados, las facultades de derecho, las legisladoras y legisladores, funcionarios del Ejecutivo, los juristas, doctrinarios y actores de opinión juegan un papel muy necesario en ese diálogo conjunto”, declaró el presidente de la SCJ.

Pidió a la comunidad jurídica y al país poner en primer lugar a la nación y entender que la justicia dominicana no puede seguir viviendo en el pasado.

“Por esto pido a la comunidad jurídica y al país poner primero a la nación dominicana. Debemos comprender que el sistema de administración no puede seguir en el pasado. Es imposible cambiar haciendo lo mismo, apostando a modelos inconexos, incoherentes y a estructuras no sustentadas en criterios de eficiencia”, dijo.

Molina Peña aseguró que gracias al esfuerzo que han hecho jueces y servidores judiciales se ha podido garantizar la continuidad de la administración de justicia en el país, a pesar de la crisis sanitaria que ha significado la covid-19 a nivel mundial.

Aseguró que el Poder Judicial ha sido capaz de dar continuidad a la administración de justicia, pese a la complejidad de su organización y estructura, hasta lograr la reactivación escalonada de los servicios ordinarios, cumpliendo con los protocolos sanitarios.

Dijo que ante la amenaza que se cernía sobre la administración de justicia durante la pandemia, informó que se puso en marcha un sistema de emergencia, basado en soportes digitales, que no solo permitió continuar con las labores mediante teletrabajo, sino también celebrar audiencias aun cuando las personas no podían moverse a los tribunales.

“El Poder Judicial ha cumplido con su mandato constitucional, asegurando la continuidad de la administración de justicia, garantizando la independencia de cada jueza y cada juez y protegiendo los derechos fundamentales de la población. A juicio nuestro, en estas circunstancias el Poder Judicial ha cumplido”, sostuvo.

Señaló que se ha cumplido el objetivo de despachar más casos de los que se reciben. En tal sentido, precisó que, conforme a datos de la Secretaría General de la SCJ, entre junio de 2019 y diciembre de 2020, ingresaron a tramitación 8,304 nuevos recursos; no obstante, en ese mismo periodo la Suprema Corte falló 11,637 casos. Indicó que la incorporación de la firma electrónica hizo posible la realización de 47,863 trámites y certificaciones entre los meses de abril y noviembre.

Fuente: El Nacional

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba