AnticorrupciónOdebrecht

Principal prueba contra Roberto Rodríguez se obtuvo sin autorización

“De corazón, le voy a pedir un favor señor magistrado, lea las pruebas y nada más”, dijo ayer el exdirector del Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados (INAPA), Juan Roberto Rodríguez, al juez Francisco Ortega Polanco al asumir su defensa material en la audiencia preliminar del caso Odebrecht.

Rodríguez, cuya defensa pidió anular la prueba principal del Ministerio Público: microfilm del cheque mediante el cual una empresa de Ángel Rondón pagó un millón setenta y cinco mil pesos a una cuñada suya, porque se obtuvo sin autorización judicial, mostró indignación porque la Procuraduría General de la República no le ha ofrecido una disculpa pública por atribuirle la titularidad de 100 millones de pesos cuando en realidad se trataba de un millón.

Según los abogados, la Superintendencia de Bancos dio a la Procuraduría el microfilm del cheque antes del 30 de junio del 2017, fecha en la que el juez emitió la autorización para buscarla.

Luego de que su barra de defensa pidiera anular la acusación, así como las actuaciones del órgano investigador por violación al debido proceso y un auto de No Ha lugar en su beneficio, el exfuncionario reiteró cómo fue el procedimiento de licitación y adjudicación del proyecto acueducto de la Línea Noroeste, dirigido por la presidencia de la República entre los años 2001 y 2002.

“Excluir la prueba testimonial número cinco relativa a la señora Esther Jiménez, por no ser lícita y basarse su testimonio en el microfilm de un cheque obtenido sin la debida autorización judicial, resultando en todo caso en una prueba inútil, no pertinente ni tampoco relevante por la ausencia de conexión con los hechos que se le imputan al acusado”, dijo Claudio Stephan.

El exdirector de INAPA, dijo que se han maneja con pulcritud en todas las funcionares públicas que ha desempeñado e indicó que aborrece a “los corruptos y ladrones”.

“Querían castrar la buena imagen que he construido a través de mi dilatada vida política y convertirme en lo que he evitado caer toda mi vida: un político corrupto y cuestionado. Diez días después los cien millones de pesos se convirtieron en un millón y ni por delicadeza pidieron disculpas”, argumentó.

Recesan una semana

Ortega Polanco, juez de la Instrucción Especial de la Suprema Corte de Justicia, suspendió por una semana las audiencias del caso Odebrecht, acogiendo así el pedimento hecho por los abogados y el Ministerio Público.

El próximo 1 de abril a las 9:00 de la mañana será cuando el empresario y exenlace comercial de Odebrecht para República Dominicana, Ángel Rondón Rijo, comience a defenderse de la acusación de soborno, asociación de malhechores y lavado de activos que le atribuye la Procuraduría General de la República.

Fuente: Diario Libre

Comentarios para este artículo

Mostrar más

Otros Artículos