Editoriales Invitados

Principales Editoriales de hoy Martes 04 de Febrero del 2020

Editorial Listin Diario, Martes 04 de Febrero 2020. Pag. 08

Con la guardia en alto frente al coronavirus

Las autoridades sanitarias están actuando como mandan las circunstancias para activar cuantas medidas preventivas sean aconsejables ante la expansión mundial del coronavirus.

Por lo pronto, algo nunca visto en los aeropuertos y puertos, como el uso de mascarillas de protección por parte del personal de esas instalaciones, ya forman parte de las precauciones.

Los hoteleros que reciben turistas desde distintas partes del mundo también se han sumado a las reglas de prevención, a partir de instructivos o protocolos del Ministerio de Salud Pública que, a su vez, los ha asumido como parte de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud.

Las listas de medidas a tomar para evitar contagio del coronavirus o, en su defecto, para aplicar los tratamientos elementales en estos casos, están siendo difundidas por distintos medios, para conocimiento de la ciudadanía.

En vista de que el virus ha cobrado más de cuatrocientas vidas en China y contagiado a varios millares de personas en el continente asiático y en otras latitudes, el temor a su contagio se ha convertido en el más efectivo agente de persuasión para que la gente no tome a la ligera las recomendaciones de cuidarse de este virus.

No es para llegar al histerismo ni al pánico irracional, pero tampoco para actuar despreocupadamente cuando ya se ha comprobado que el virus se propaga a alta velocidad, rompiendo las barreras de las distancias y hasta las mismas medidas de control o prevención que se han dispuesto a nivel mundial para contenerlo.

Nuestro país es muy vulnerable a estas epidemias. Y una nuestra palpable son las estadísticas de las muertes por dengue, malaria y otras enfermedades tropicales.

En el caso del coronavirus, la percepción de que se trata de un virus potencialmente letal para ciudadanos con afecciones respiratorias, cardiovasculares u otra complicación de salud, obliga a no bajar la guardia en la observación del fenómeno ni a regatear fondos para garantizar la mejor cobertura de atenciones médicas a las personas que las necesiten.

Editorial Diario Libre, Martes 04 de Febrero 2020. Pág. 20

¿Y los jóvenes?

Una encuesta afirma que un alto porcentaje de los jóvenes planea ejercer su voto en las elecciones municipales del próximo día 16, pero no se han escuchado de parte de los candidatos, propuestas en favor de este importante sector del electorado.

Los jóvenes solo suenan en las elecciones cuando se forman comités de apoyo a los candidatos, pero fuera de su movilización pocos se ocupan de atender esa nueva cultura que ellos representan.

Los jóvenes de hoy, gracias al impacto de la tecnología y de las mayores oportunidades de educación que han tenido, son diferentes a otras generaciones de jóvenes, manejan otros lenguajes y tienen mayor contacto con el exterior.

Aunque se dice que no prestan atención a las noticias, están mejor informados que otras generaciones y que otros segmentos de mayor edad cuyas carencias educacionales los sacan de la participación informada.

Quizás los partidos se lleven una sorpresa con el voto de los jóvenes en las elecciones municipales y presidenciales de este año. No lo duden.

Editorial  Hoy, Martes 04 de Febrero 2020. Pág. 10A

Reducción de la mortalidad

Tras llegar a cotas altas que mostraban notable incapacidad del sistema de salud para proteger vidas de madres y recién nacidos, índices recientes muestran disminución de decesos de un 31% y un 25% respectivamente bajo certificación del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef). Los registros negativos en ese orden venían aproximándose a los de países con más bajos números de alumbramientos en hospitales materno-infantiles y sus similares. La fragilidad en los trances de nacer, en estas yotras latitudes de bajo nivel de desarrollo económico y social, está relacionada con precariedades o ausencia de controles prenatales y deficiencias en el desempeño asistencial.

Se trata de recursos humanos que fallan en la aplicación de protocolos y se combinan con desabastecimientos que bajan la calidad de servicios en los hospitales. Se ha permitido además que creciera en consecuencias negativas para una población muy numerosa la ausencia de la Atención Primaria como acceso fácil a los auxilios profesionales que pueden lograr efectos preventivos en embarazadas de bajas condiciones económicas y de instrucción. Entre ellas abundan las adolescentes; niñas y casi niñas que el Estado no ha logrado rescatar de la indefensión con amplitud de intervenciones y recursos hacia los sectores más desvalidos. Las buenas nuevas estadísticas alientan y deben permanecer como tendencia.

Exceso de vida entre los muertos

Una embestida de caos irreverente niega paz a los difuntos del mayor cementerio de Santo Domingo, Cristo Redentor, cruzado libremente por vehículos de pasajeros y carga y ofensivos motocicletas. El desorden de tráfico en el que usualmente viven los capitaleños vivos cruza fronteras para agredir también a los capitaleños muertos. El concepto de camposanto que llama a tratar con respeto a los antepasados sufre destrozos por la permisividad de autoridades que hace posible la mezcla de sepulturas con la procacidad de maquinarias de mala imagen y peor conducción.

Lo de línea divisoria para que “descansen en paz” es pura teoría; cunde por sus fueros el desparpajo de gente que aprieta aceleradores y llena de chirridos, frenazos y estallidos de tubos de escape la atmósfera entre tumbas. No hay verja que frene la grosería rodante.

Editorial El Caribe, Martes 04 de Febrero 2020.. Pág. 20

El Dermatológico, 54 años después

Es el Estado dominicano el garante de la atención en salud de los dominicanos, según el predicamento del artículo 61 de la Constitución que establece el derecho a una salud integral. Y en esa condición debe “velar por la protección de la salud de todas las personas…”.

Pero se trata de una declaración que no se cumple a cabalidad, y un alto porcentaje de los dominicanos debe proveerse los servicios como puedan. Por eso, hay que valorar el empeño de muchas personas que se dedican a servir con vocación humanitaria, que asumen un compromiso, y se convierten en auxiliares del Estado.

Todo lo anterior está pensado en atención a una de las organizaciones sociales que juegan ese rol, y que como tal debe ser reconocida por el Estado, dándole el apoyo debido.

Hablamos del Instituto Dermatológico y Cirugía de Piel que bajo los auspicios del Patronato de Lucha contra la Lepra viene acompañando a los dominicanos durante 54 años. En estos días está de aniversario.

Con capacidades instaladas en diferentes locaciones de Santo Domingo, Santiago, San Cristóbal y otras partes, promueve el conocimiento sobre la importancia de cuidar la piel y prevenir sus enfermedades.

El Dermatológico es un ejemplo de cómo la voluntad de sus forjadores hizo posible una obra, bajo la inspiración de Huberto Bogaert, y cómo se ha insertado en la vida de los dominicanos.

Su desarrollo en servicios ha sido en consonancia con la academia y la investigación, como soporte de la especialidad en Dermatología. La inmensa mayoría de los dermatólogos dominicanos se han formado ahí.

Sus investigaciones han hecho posible el establecimiento de un laboratorio del cual ha surgido toda una línea de medicamentos para el cuidado de la piel y la superación de las enfermedades asociadas. Es también soporte para el tratamiento de afecciones de transmisión sexual.

No vamos a enumerar todo lo que ha hecho y hace esta institución, lo importante es su autosuficiencia, con servicios de bajo costo y asistencia solidaria a miles de dominicanos.

El 54 aniversario es buena ocasión para felicitar a quienes hacen posible esa obra.

Editorial El  Nuevo Diario, Martes 04 de Febrero 2020. Pág. 1

Estar alerta

El mundo está hoy bajo un temor casi generalizado por el surgimiento del coronavirus, causante de la neumonía de Wuhan, China, que ha provocado la muerte de 425 personas y más de 20 mil han sido contagiados, solamente en el país asiático.

Otras naciones ya registran a personas contagiadas con esta enfermedad, y a nivel internacional se adoptan las medidas que se tienen al alcance para evitar la propagación de este mal que afecta seriamente la salud y causa la muerte.

Este coronavirus ha venido a dar al traste con la cotidianidad y el ritmo de vida de países afectados, mientras el resto de naciones alista los protocolos de salubridad correspondientes para evitar males peores.

República Dominicana también debe estar alerta.

Editorial El Dia, Martes 04 de Febrero 2020. Pág. 02

Atención al coronavirus

El coronavirus mantiene en alerta a toda la comunidad internacional, sobre todo por las características de esta enfermedad y las relaciones que tiene China a nivel global.

La cifra de fallecimientos en China continental por el coronavirus aumentó a 425 y el número total de casos llegó a 20,438, pero la cifra, aunque causa dolor y nos lleva a solidarizarnos con esa nación por dicha tragedia, no es para alarmar al resto del mundo, tomando en cuenta que ese país asiático busca soluciones médicas viables.

Pronto podrá tener una cura firme y en lo adelante, con el paso de los meses, superará el dolor por las pérdidas humanas en poco tiempo, ya que cuenta con una población de mil cuatrocientos nueve millones doscientos un mil ciento sesenta personas.

En el caso de República Dominicana, afortunadamente no tenemos registrado el primer caso, pero debido a la condición geográfica, que compartimos un territorio con otro país con menos protocolos en materia de salud, ya contamos, a través del Ministerio de Salud Pública, con personal en proceso de entrenamiento para cubrir todos los puntos fronterizos y áreas de desembarque de los aeropuertos.

Las informaciones de las autoridades de Salud Pública nos ayudarán a tener noticias de primera fuente. De manera que no hay lugar para las especulaciones o las noticias malintencionadas en torno al coronavirus.

En ese orden, estamos seguros que los turistas que visitan el país pueden contar con las garantías necesarias para pasar un período placentero y disfrutar de las delicias de un país tropical y acogedor.

Editorial La Información, Martes 04 de Febrero 2020.

Desarrollo y medio ambiente

En los grupos de funcionarios que gobiernan y toman decisiones sobre las iniciativas de proyectos de inversión, por lo regular se desarrolla una mentalidad que favorece la aprobación de esos proyectos de inversión aunque los mismos violenten los límites legales que establece el marco jurídico establecido para proteger el medio ambiente.

Esa mentalidad se convierte en una ideología que desprecia las restricciones legales medioambientales, considerándolas limitaciones que obstaculizan el dinamismo y crecimiento de la economía. Esa orientación es una clara manifestación del espíritu que define al llamado “capitalismo salvaje”, el cual movido por el afán de lucro y de maximización de la apropiación de ganancias, lleva a considerar los límites medioambientales como un absurdo que atrasa a los pueblos.

Bajo esa mentalidad todo proyecto de inversión que genere empleos y divisas está por encima de la protección “irracional” de los recursos naturales y del medio ambiente. Ese espíritu lo vemos en los incendios de la amazonia, pero también lo hemos visto en el caso dominicano con una serie de proyectos que han merecido el repudio de los dominicanos que se orientan por un concepto del desarrollo sustentable, tal como lo han definido y adoptado las propias Naciones Unidas a través del PNUD.

Los ambientalistas, para ese “espíritu salvaje” del capitalismo, son agentes del atraso, al no facilitar la implementación de proyectos, aunque los mismos devoren los recursos naturales y el medio ambiente donde tiene lugar la misma vida humana. Destruir las bases de sustentación donde se da la vida, constituye un acto de  irracionalidad inherente al espíritu del capitalismo, por eso se ha calificado de “capitalismo salvaje” y por eso hay que regularlo y limitarlo, para humanizarlo de acuerdo a los requerimientos del medio ambiente y de una economía que evite los excesos de la concentración de la riqueza y la desigualdad social que fomentan la pobreza y la destrucción de la vida.

Esas son las dos grandes limitaciones que provoca el crecimiento económico, justificado y animado por ese espíritu salvaje de la economía capitalista sin regulación. Esas consecuencias nocivas se ven claramente en el proyecto que se iniciara en los terrenos de la zona protegida del Parque Nacional de Cotubanamá en el Este del país y el cual amenaza con la destrucción de esa zona que fuera protegida por la Ley desde el 1998, según lo certificara el exministro de Medio Ambiente, Omar Ramírez.

La permisología que habría otorgado el actual Ministro de Medio Ambiente, en consecuencia, constituye no solo una violación a la Ley que protege ese Parque, sino una clara evidencia de un funcionario que obedece ciegamente al espíritu del “capitalismo salvaje”.

En el Este hay todavía muchas áreas donde se inician con frecuencia nuevos proyectos hoteleros. Las autoridades deben estimular esas iniciativas de inversión en esas zonas donde no se agrede al medio ambiente. Y es esa la forma de armonizar la ejecución de proyectos hoteleros con la protección de las áreas protegidas de esa bella zona del Este.

La decisión del Presidente de suspender ese atentado al Parque del Este, debe ser seguida de su prohibición.

¡Dejemos de ser irracionales!

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Ver también
Cerrar
Botón volver arriba